Uso eficiente del baño de vapor

1 baño de vapor y agua friaYa es sabido que el baño de vapor tiene muchos beneficios para nuestro organismo, y es porque el vapor de agua disuelve las toxinas que van saliendo de nuestro cuerpo. Para esto, es importante que al tomar el baño turco, nuestro cuerpo reciba toda la vaporización, de pies a cabeza, para que los resultados sean en verdad provechosos.

Asimismo, el agua fría aplicada con conocimiento y a consciencia sobre nuestro cuerpo, generará un mecanismo de curación en la cual elimina viejos residuos, reemplazándolos por unos nuevos. No es el agua fría en sí lo que genera ese bienestar, sino el mismo calor corporal reaccionando ante el frío.

El procedimiento para alternar un baño de vapor y agua fría es el siguiente:

1.- Primero se necesitará un área que cuente con vapor caliente (se puede utilizar un generador de vapor), un contenedor con agua fría (palangana o balde), un recipiente mediano (jarra), una toalla y, estar completamente desnudo(a).

2.- Ya una vez preparados estos elementos, usted necesitará ingresar al recinto con vapor y permanecer por unos 5 minutos o un poco más. Después saldrá de ese espacio y agarrará la toalla, para sumergirla en el recipiente con el agua hasta empaparla toda. Una vez que la toalla esté totalmente mojada, entonces dicho paño se lo pasará por todo su cuerpo, de pies a cabeza, hasta asegurarse de humedecerlo por completo.

3.- Posteriormente se volverá a repetir el mismo procedimiento, hasta un total de 4 a 6 repeticiones.

4.- Enseguida, te pararás encima de la palangana con agua, obviamente tus pies se sumergirán; llenarás la jarra y lo verterás por todo tu cuerpo, desde la cabeza, garantizando que el agua lo recorra todo, hombros, espalda, abdomen, etc.

5.- Para el final, la toalla húmeda deberá ser muy bien exprimida, hasta dejarla relativamente “seca”, y después secar el cuerpo por completo. Inmediatamente se deberá vestir de pies a cabeza, trusa, pantalón, calcetines, zapatos y camisa o playera en ese orden.

Es importante revisar tu pulso cuando se haga el proceso, tus pulsaciones deberán ser de 60 a 80. Lo que se busca con la combinación de vapor caliente con agua fría, es estimular al sistema nervioso contra ciertas enfermedades y hasta prevenirlas.

El baño húmedo es sin duda una gran opción para las personas que buscan relajación, pero también pueden ser efectivas terapias, que ayuden a contrarrestar algunas dolencias que podemos padecer. Es importante acudir con tu médico de confianza para chequeos generales y revisar alternativas medicinales a las ya convencionales.