Uso de la piscina para mejorar la autoestima

piscinaBeneficios físicos y psicológicos de la natación en nuestras vidas.

En anteriores artículos hemos recalcado la importancia que tiene la acuaterapia y la piscina en las personas que se ven afectadas por ciertas enfermedades musculares y en los huesos, así como el párkinson y otros.

Antes era muy complicado acceder a una buena alberca para siquiera desenvolvernos en otro tipo de ambiente (por lo menos en la ciudad). Ahora eso ya no resultaría tan complicado debido a la existencia de clubes deportivos y áreas de recreación acuáticas públicas, aunado a la gran oferta de albercas para el hogar.

Ahora vamos a hablar de uno de los beneficios entre los muchos que existen en torno a la hidroterapia; favorecimiento de autoestima. Es inherente en el ser humano el sentirnos bien con nosotros mismos, ya lo dice un viejo adagio: Ámate a ti mismo, para poder amar a alguien más.

Y es que es normal que en algunas situaciones o circunstancias de nuestra vida, lleguemos a pensar si lo que hacemos está bien, si como nos vemos es como nos aceptan, entre otras cuestiones. Lo importante aquí es empezar a tomar medidas para contrarrestar esa falta de autoestima que a veces se puede presentar en nosotros o en algún ser querido.

Expertos en el tema aseguran que las endorfinas que son las que estimulan la felicidad, pueden ser activadas por medio de la ejecución de varios ejercicios  como la caminata, trotar, gimnasio, hacer flexiones, e incluso practicar algunos deportes como el fútbol, básquetbol, voleibol, y por supuesto la natación, entre muchas otras.

Está comprobado que la natación influye de manera muy positiva en todos los aspectos para las personas e incluso algunos animales terrestres, desde lo físico hasta lo mental y espiritual. Por ello algunos puntos esenciales de sus beneficios psicológicos:

  1. Relajación: Tan solo el hecho de meter nuestro cuerpo en el agua templada de una alberca, nos otorga una relajación excelente, posteriormente podremos hacer los ejercicios de manera tranquila y a nuestro ritmo. Si a la natación le agregamos una sesión de masaje corporal, entonces los músculos se desharán de esas tensiones desagradables.
  2. Confianza: Sin duda, la confianza se verá aumentada, porque vamos a estar más seguros con nuestro cuerpo y más serenos cuando realizamos ciertos movimientos. Asimismo nuestras reacciones se verán incrementadas, y por ello, nuestra autoestima mejorará.
  3. Calidad de sueño: El estrés inherente de nuestras actividades cotidianas podría mermar un poco la conciliación del sueño durante la noche, por ello se recomienda que por lo menos dos veces a la semana y después de la jornada laboral, acudamos a una piscina para practicar la natación, con eso la calidad del sueño mejorará sustancialmente.
  4. Respiración: Los expertos en yoga aseguran que saber respirar es la clave para que nuestro cuerpo entre en un bienestar, y la natación precisamente es una actividad que nos disciplina a saber respirar mejor, ya que nuestros pulmones se ejercitan.
  5. Sexualidad: Hacer cualquier tipo de ejercicio o deporte, mejora la resistencia de nuestro cuerpo, tanto en músculos como en mente; el desempeño sexual con nuestra pareja evolucionará.
  6. Fobia al agua: Algunas personas en algún momento de su vida pueden desarrollar cierto miedo irracional al agua de alberca, pozas o similares. Con la adecuada terapia, ese temor irracional podría desaparecer poco a poco.
  7. Intimidad: Puede que la natación sea una actividad adecuada, para que en un momento podamos estar a solas con nosotros mismos, sobre todo si queremos meditar o tener momentos de reflexión personal.
  8. Autoestima mental y corporal: Uno de los mayores beneficios de los ejercicios en piscina es el desarrollo de nuestros músculos, por consiguiente se verá un cuerpo más estilizado, por otra parte nos sentiremos psicológicamente más a gusto con nosotros mismos.
  9. Calidad de vida: Para tener una calidad de vida, es necesaria la combinación de varios elementos, como trabajo, descanso, familia, amigos, pasatiempos, actividades físicas y mentales, entre otros. Aquí la cuestión es cómo nosotros seamos capaces de equilibrar nuestra vida. La natación es un elemento que ayuda a mejorar nuestras actividades diarias, y que por todas las razones antes mencionadas, beneficiará en gran medida a nuestro ser.