USO DE HUMIDIFICADORES EN LA INDUSTRIA DE ALIMENTOS

Humidificadores-h2otekLos humidificadores son aparatos muy utilizados en la industria alimentaria y tienen múltiples aplicaciones, interviniendo en procesos como la producción de té, en el control de las condiciones ambientales en las granjas de producción avícola, en el cultivo de algunos alimentos, en el almacenamiento de cosechas, en la elaboración de bebidas y en el enfriado de carne, entre muchos otros. En esta entrada hablaremos de su importancia y de algunas de las aplicaciones más comunes de los humidificadores en la industria alimentaria.

Antes que nada recordemos que un humidificador es un aparato diseñado especialmente para aumentar el nivel de humedad relativa en el ambiente. Existen modelos de diferente potencia y mecanismos de funcionamiento que pueden desde elevar la humedad en una habitación, hasta la de un edificio completo o un almacén. Básicamente se distinguen los que funcionan por electrodos, los de evaporación y los ultrasónicos. Si deseas saber más sobre las características de estos aparatos te invitamos a consultar nuestras entradas anteriores dedicadas a la descripción del funcionamiento de diferentes equipos para aumentar la humedad de un espacio.

Ahora bien, en diferentes procesos a los que son sometidos los alimentos, tanto para procesarlos, almacenarlos e incluso en su cultivo, resulta de suma importancia controlar los niveles de humedad, esto con el fin de obtener los mejores resultados y productos de la más alta calidad para ofrecer a los consumidores. La humedad está estrechamente ligada a la temperatura y para controlar estos factores que son determinantes en el estado de los alimentos se emplean ventiladores, humidificadores y deshumidificadores, ya sea de manera individual o trabajando conjuntamente para crear las condiciones adecuadas para la producción, procesamiento y almacenamiento de los alimentos.

Uno de los principales procesos en que resulta necesario tener un control preciso sobre el nivel de humedad es el almacenamiento de la carne y su refrigeración. Como sabemos, luego de que se obtiene la carne en un matadero, comienza el proceso de enfriamiento que provoca una pérdida de peso ocasionada por la diferencia entre la temperatura del almacén en el que se guarde y la temperatura de la carne. El proceso de enfriamiento puede ocasionar que la carne llegue a perder hasta el 3% de su peso total, lo que generaría una pérdida de producto. Para solucionar este problema lo que se hace es incrementar la humedad en el aire, de esta manera se reduce la pérdida de humedad de la carne y por tanto, la pérdida de peso por evaporación. Además de este beneficio, aumentar la humedad del aire permite que la carne se enfríe más rápidamente, de modo que el desarrollo de microorganismos que la contaminen se ve inhibido y se ahorran costos de energía invertida en el enfriamiento.

De la misma manera, para crear las condiciones óptimas en una cámara frigorífica para la conservación de frutas y verduras, el uso de un humidificador es de gran utilidad. En las cámaras de refrigeración, debido a la entrada de aire, el nivel de humedad desciende considerablemente haciendo que el agua se condense en la superficie. Además, el aire al circular por la cámara se calienta y ello reduce la humedad relativa, lo que provoca el mismo fenómeno que con la carne: las frutas y verduras pierden peso. Pero mientras la carne llegaba a perder un 4% de su peso total, las verduras y las frutas pueden llegar a perder hasta el 20% de su peso, además de que su apariencia y su tiempo de vida disminuyen. La manera de contrarrestar este efecto es elevando el nivel de humedad dentro de la cámara hasta que sea equiparable con la de los alimentos contenidos, esto a una temperatura justo por encima del congelamiento y esto aplica tanto para frutas como para vegetales, flores u otros alimentos almacenados en cámaras frigoríficas.

Otro sector en el que el control de la humedad determina la productividad es en las granjas avícolas. Tanto en el período de incubación como durante el crecimiento de las aves, crear un ambiente adecuado con un buen nivel de humedad para cada etapa de desarrollo es de suma importancia. El control de la humedad reduce el riesgo de que los huevos se deshidraten, que el embrión sufra daños y contribuirá a que los pollos se desarrollen correctamente, además de evitar que antes del momento de eclosión, el pollito se adhiera a la membrana o a la cáscara del huevo.

Los humidificadores resultan necesarios también en el proceso de producción de té, quesos y galletas. En el caso del té, un buen nivel de humedad evitará que las hojas de té se resequen, lo que provoca la pérdida del color, sabor y aroma del té. En la producción de quesos lo que evitará que el producto se seque y se quiebre es un alto nivel de humedad, para lo que se utiliza un humidificador en el almacén donde se dejen los quesos a madurar. Por otro lado, un buen nivel de humedad en el aire en la producción de galletas, ayudará a que se mantengan esponjosas, no se apelmacen ni se sequen.

Otros usos de humidificadores en la industria alimentaria están relacionados con el cultivo de setas, con el almacenamiento de papas, la producción de salchichas ahumadas y en los hornos de prueba antes del horneado de pan.

Si estás interesado en adquirir un humidificador te invitamos a consultar el catálogo de H2OTEK en el que encontrarás equipos de la más alta calidad para satisfacer todas tus necesidades.