Tipos de hidrocinesiterapia o balneoterapia

albercasEn entradas anteriores hablamos de las características generales y de todos los beneficios que tiene la hidroscinesiterapia o balneoterapia, una técnica de fisioterapia que incluye diferentes ejercicios diseñados especialmente para recuperar, desarrollar y fortalecer las capacidades funcionales de los pacientes que presentan algún problema en músculos, ligamentos, articulaciones, tendones o huesos.

En esta ocasión hablaremos de las características de los diferentes tipos de hidrocinesiterapia que existen, que en términos generales se catalogan en dos: curativa y preventiva.

Recordemos que la hidrocinesiterapia es una modalidad de hidroterapia y se utiliza en el tratamiento y rehabilitación de lesiones y enfermedades que afectan al sistema musculoesquelético. Los ejercicios de esta técnica se realizan en albercas o en tanques para aprovechar la fuerza de resistencia del agua en forma y movimiento, la que permite a los pacientes mejorar y conservar su condición física.

Como hemos mencionado, existe la hidrocinesiterapia o balneoterapia curativa y la preventiva y además de perseguir diferentes objetivos, en un caso recuperar y desarrollar las capacidades funcionales del cuerpo del paciente y en el otro, fortalecerlas para evitar futuras lesiones o problemas derivados de padecimientos crónicos, se componen de diferentes ejercicios y requieren de equipamiento distinto para resultar efectivas.

Por un lado, todas las técnicas, formas de trabajo y accesorios que se emplean en la hidrocinesiterapia curativa tienen como objetivo recuperar la movilidad y la fuerza de las personas afectadas por alteraciones degenerativas o bien, por lesiones en músculos, ligamentos y articulaciones.

Las técnicas que se aplican en la terapia curativa se pueden catalogar en cinesiterapia pasiva, activa y en trabajo isocinético que a continuación describiremos brevemente:

  • Cinesiterapia pasiva. Consiste en movimientos articulares con ayuda exterior e incluye la movilización pasiva simple, que realiza el terapeuta; la movilización autopasiva, realizada por el mismo paciente con ayuda de un miembro sano y un circuito de poleas para dosificar tanto la fuerza como la amplitud de la movilización; y posturas, que consisten en someter a tensión las articulaciones para conseguir una mayor amplitud articular.
  • Cinesiterapia activa. Se compone de ejercicios que realiza el paciente sin ayuda externa, la mayoría de ellos constan de contracciones musculares. En este tipo de ejercicios encontramos las contracciones isométricas o estáticas, que son aquellas en las que no existe acortamiento muscular  y resultan efectivas en el tratamiento de patologías traumáticas de rodilla y reumatológicas; y contracciones isotónicas o dinámicas, en que los movimientos se oponen a una resistencia para aumentar la fuerza muscular y aumentar su elasticidad.
  • Trabajo isocinético. Los ejercicios de esta técnica se basan en la tensión muscular máxima y en el movimiento corporal a una velocidad determinada para desarrollar precisión y control sobre la fuerza y ofrecen excelentes resultados en el tratamiento de rigidez articular y contracturas.

Las técnicas anteriores pueden realizarse en el agua o en un entorno seco y por lo regular se aplican en agua caliente, pues la temperatura contribuye a facilitar la movilidad muscular al tiempo que tiene un efecto sedante.

Además de las formas de trabajo que acabamos de describir, existen métodos desarrollados especialmente para  el tratamiento de los pacientes con diferentes padecimientos, por ejemplo el método de Bad Ragaz, el Ai-Chi, el PNF acuático, el Felpen-Krais, el método Halliwick y los masajes Watsu.

Los beneficios de la hidrocinesiterapia se ven reflejados no únicamente en el estado del cuerpo, sino también en la psique del paciente y algunos métodos, como el Watsu, ofrecen mayores beneficios ante problemas de insomnio, estrés y fatiga, por ejemplo.

Por ello, el fisioterapeuta, después de evaluar el estado del paciente y partiendo de sus objetivos individuales de recuperación, traza el plan terapéutico que resulte adecuado. Además de determinar el tipo de ejercicios a realizar, la frecuencia y duración de las terapias, el especialista establece si en los tratamientos es necesario utilizar accesorios estabilizadores, para la flotabilidad o de resistencia.

Los accesorios estabilizadores que se emplean en la balneoterapia son las camillas sumergibles, las baradillas, los asientos sumergibles, las cuerdas flexibles y los cinturones de plomo; los accesorios para la flotabilidad pueden ser boyas o manguitos y los que generan resistencia paletas, aletas y guantes de natación, entre otros.

Por otra parte se encuentran las técnicas que utiliza la hidrocinesiterapia preventiva para mejorar la salud y condición física de los pacientes con la finalidad de fortalecer su cuerpo y de esta manera evitar que sufran futuras lesiones o bien, que sus padecimientos degenerativos empeoren prematuramente el estado de su cuerpo.

Las técnicas que emplea la terapia preventiva son las de gimnasia acuática, programas de entrenamiento y mantenimiento que engloban todas las actividades físicas que se realizan en albercas u otros medios acuáticos.

Los ejercicios que se incluyen en este tipo de terapias son de estiramiento, aeróbicos, de resistencia y tonificación muscular y por lo regular se desarrollan en grupos de alrededor de 10 personas, pues además persigue fines sociales para generar un estado de bienestar entre los participantes.

Algunos ejemplos de los métodos que incluye la balneoterapia preventiva son el cargioaquagym, el aquastretching, el aquabuilding, la carrera en agua, los aeróbicos acuáticos de potencia, los aeróbicos con step, el gymswim y el hiphop acuático entre muchos otros.

Las técnicas de hidrocinesiterapia se pueden realizar con agua corriente o bien, con aguas medicinales en balnearios. En cualquier caso se deben seguir las indicaciones del fisioterapeuta y complementar el programa curativo o preventivo con un descanso adecuado, un régimen alimenticio adecuado y en caso de ser necesario, con terapia psicológica u ocupacional para facilitar el proceso de recuperación de los pacientes.

En H2OTEK contamos con todo lo necesario para instalar albercas con las características adecuadas para hidrocinesiterapia. Para conocer a detalle los servicios de construcción y productos que ofrecemos contáctanos, con gusto te atenderemos y brindaremos la asesoría que necesitas para hacer realidad tu proyecto.