Temperatura ideal para el agua en una piscina en invierno

PiscinaEl invierno es una temporada en la que muchas veces dejamos de hacer ciertos deportes o disciplinas ya que ponemos el pretexto que el frío
es un factor que no nos permite desenvolvernos igual.

Uno de los deportes que más sacrificamos en esta temporada es la “natación”, por el miedo a la temperatura del agua, lo asociamos a una enfermedad respiratoria, por lo que buscamos si es que llegásemos a realizar la actividad, una piscina con agua cálida, ¿pero en realidad es esto lo que debiéramos hacer? ó ¿puede ser más bien todo lo contrario?.

En primer lugar tenemos que considerar lo siguiente; independientemente de la comodidad que nosotros busquemos, la salud generalmente no va asociada a ésta, ya que al exponer nuestro cuerpo físico a menos trabajo, va perdiendo paulatinamente la capacidad de enfrentar ciertos cambios de clima y muchas otras cosas que decrepitan la salud.

Es bien sabido que el ejercicio es salud, esto quiere decir que al exponer nuestro cuerpo a cierto trabajo, genera las condiciones necesarias para mantenerse fuerte y sano, está en condiciones de enfrentar el mundo exterior, la naturaleza impredecible.

Hemos ido acondicionando nuestro mundo, nuestro entorno, hemos creado microclimas más estables, pero que con el tiempo hemos ido mermando en realidad nuestra salud, ya que en el exterior las condiciones son diferentes, cada vez más la es más caprichosa, los cambios climáticos son cada vez más bruscos, si lo que usted busca es salud, entonces le recomendamos lo siguiente:

Baños periódicos con agua fría, hágalo paulatinamente, pero busque poco a poco ir bajando la temperatura conforme vaya tolerando más, esto va ayudar a que su cuerpo genere niveles de tolerancia mayores en su cuerpo y esto le permitirá soportar en este caso, temperaturas más bajas.

Su cuerpo va familiarizándose cada vez más con dichas temperaturas y usted podrá notar el cambio, finalmente el cuerpo es sensible a lo que no le es familiar, a lo desconocido y es esto realmente lo que de una forma somática, está interfiriendo en su consciencia celular y por lo tanto usted está más vulnerable.

Entonces, si usted genera una tolerancia a el agua fría en climas de temperatura más baja, usted también está desarrollando defensas e incluso niveles de percepción diferentes, ya que usted necesitará de menos ropa para protegerse de los inviernos y por lo tanto usted es más adaptable, más saludable.

¿En la piscina, cómo funciona esto?

El agua provoca una vasodilatación, los vasos sanguíneos se agrandan, para que la temperatura del cuerpo se mantenga y no provoque una convulsión en los órganos internos, ya que en realidad es una máquina vulnerable y es importante proteger los órganos internos que pueden ser afectados por cambios bruscos de temperatura.

La parte contraria pero muy positiva de esto, es que hemos sido provistos de una armadura que si la ejercitamos puede llegar a ser una máquina eficiente para proteger estos órganos.

Es entonces cuando entra lo siguiente: Al ejercitar los vasos sanguíneos, acostumbrándolos a dilatarse y contraerse al igual que un músculo, van adquiriendo fuerza y habilidad para dilatarse más y/o en su defecto también a contraerse, por lo que la acción de mantener el cuerpo a la temperatura adecuada se le dificulta menos.

La ejercitación dentro de agua fría puede ser extremadamente beneficiosa aún más si se realiza en temporada de invierno, siempre y cuando tomando las debidas precauciones y exponerse paulatinamente hasta lograr la habilidad de ser más saludable.

Primeramente practicar con los niveles intermedios de tolerancia, la temperatura deberá estar a no menos de 15 y 24 grados centígrados, usted podrá hacer ejercicios preparativos también en su regadera, o incluso muchas piscinas cuentan con regaderas antes de meterse al agua, aquí usted haciendo un poco de movimiento podrá ir bajando la temperatura para que sus vasos vayan adquiriendo el tamaño apropiado para proteger al cuerpo y posteriormente poder introducirse.

Tenga por seguro que esta actividad podrá lograr que usted pocas veces en la vida vaya a estar vulnerable de las enfermedades a las vías respiratorias.