Recomendaciones para optimizar el rendimiento del boiler solar

boiler solarLa importancia de la velocidad del flujo en el calentador solar.

Sin duda, una tecnología que ha venido a evolucionar nuestras actividades cotidianas o hasta industriales, es el calentamiento del agua por medio de la energía solar.

Tal vez muchas personas no tengan acceso a este tipo de tecnología, pero la realidad es que ya no hay pretextos, y es que la gran oferta de calentadores solares, aunado a las iniciativas de ley en cuanto a materia ecológica en construcción de casas o edificios, tanto en proyectos particulares/independientes, como los impuestos a las constructoras y bienes raíces en general.

Ahora, también es verdad que el adquirir uno de estos dispositivos implica una gran inversión y como tal, debemos cuidarla lo mejor posible. Por lo regular un boiler solar para el calentamiento del agua se le tiene que dar un mantenimiento de acuerdo a ciertos períodos o por uso, dependiendo de cómo lo estipule el fabricante en cuestión.

Lo que menos queremos es que una vez instalado no funcione o tenga un desempeño ineficiente, por ello hay algunas cosas que son necesarias para considerar y mejorar el rendimiento de nuestro sistema de agua caliente por medio de energía solar.

Primero, el rendimiento del sistema se va a basar preponderantemente en el flujo de agua circulante, desde el depósito hasta nuestras regaderas y grifos; hay que entender que debe haber un equilibrio en tal velocidad, es decir, si va más rápido o lento de lo normal, lo más probable es que no recibamos el agua caliente como queremos o que las diferencias de temperaturas no sean normales y por lo tanto, no se dé un adecuado aprovechamiento de la energía.

Por ejemplo, si el flujo es lento, el agua que llegue a destino final no será el mejor, comparado con el agua que está en el colector. Ya no es problema del tanque en sí, sino de la misma circulación.

Por otro lado, si el flujo del líquido es más rápido del que se requiere, entonces el agua resultante no tendrá suficiente calor para satisfacer nuestras necesidades habituales, por ello el balance de la velocidad de flujo en el calentador solar es preponderante.

Asimismo la placa y su refrigeración pueden tener algo de relación en tal ineficiencia. Una situación es que la misma placa puede tener una temperatura elevada junto con el tanque en sí, pero si no baja el agua, es porque el colector no se está refrigerando adecuadamente. Esto conlleva a que no se pueda extraer el agua caliente que necesitemos.

Para mejorar el rendimiento de la bomba que se esté utilizando, un consejo podría ser optar por el funcionamiento mediante un flujo intermitente, ¿qué significa?, que básicamente pongamos a funcionar la circulación del agua caliente por medio de una programación de nuestra bomba, en la que el líquido que se mantiene en reposo capte el agua lo mejor posible, ya que es más efectiva la recepción calorífica cuando se está estancada que cuando está en circulación.

El bombeo del agua se efectuará en momentos o lapsos de tiempo, por ejemplo, programar la bomba para que en determinados segundos impulse el agua para su circulación constante, pero a su vez mantenerla parada otro lapso de segundos o minutos para que tenga suficiente tiempo para elevar su temperatura.

Este método según afirman algunos, podría hacer eficaz el termostato e incluso se vería reflejado un ahorro de energía eléctrica en el uso de la bomba.

De esta manera ya no pensamos en una velocidad de flujo, sino en constancia de agua caliente, empleando un sistema de fluido discontinuo. Obviamente para ello es necesario pensar en la compra de la bomba con características de funcionamiento intermitente o por lapsos, con regulador de velocidad, o en su defecto, instalar algún circuito en la misma, específicamente en la parte eléctrica.