Principios de la hidrocinesiterapia o balneoterapia

PiscinaUna de las técnicas más empleadas para el tratamiento y rehabilitación de lesiones en músculos, tendones, ligamentos, articulaciones y huesos, es la hidrocinesiterapia, también llamada balneoterapia.

Esta técnica está clasificada dentro de la hidroterapia, que incluye un conjunto de diferentes técnicas que aplican los especialistas en fisioterapia para ayudar a sus pacientes a recuperar las capacidades funcionales, flexibilidad, fuerza y potencia de las partes del sistema musculoesquelético afectadas por lesiones o padecimientos degenerativos.

La hidrocinesiterapia consiste en términos generales, en una terapia de ejercicios corporales que se realizan en una piscina o bien, en un tanque con agua; además del tratamiento y rehabilitación tras lesiones, persigue fines preventivos, pues ofrece al paciente la opción de recuperar, mejorar y mantener su condición física, lo que lo vuelve menos vulnerable a lesionarse.

Desde épocas antiguas, el hombre identificó las propiedades del agua que resultan benéficas para el estado del cuerpo y comenzó a aplicarlas para el tratamiento de diferentes tipos de malestares.

Con el paso del tiempo se han conservado estas prácticas, aunque su uso ahora está fundamentado en la investigación de las propiedades como densidad, fuerza de cohesión, adhesión, calor específico y propiedades disolventes.

En la hidrocinesiterapia principalmente se aprovechan las fuerzas de resistencia del agua, las que se pueden clasificar en resistencias a la forma y en resistencias al movimiento en relación con el tipo de movimientos que realice el cuerpo.

En el caso de las resistencias a la forma, cuando el cuerpo de se encuentra en posición perpendicular al agua, la resistencia que se presente en contra del movimiento resulta equivalente a la zona más ancha del cuerpo y si se hace un movimiento de inclinación, la superficie expuesta experimenta un incremento en contra de la corriente.

Cuando esto ocurre, la corriente genera una fuerza contraria al movimiento que se presenta, lo que se puede explicar por las diferencias de la presión que se da en la parte frontal del cuerpo y la parte posterior.

Así, se da una fuerza de succión que se opone en el sentido del movimiento, ocasionada por la cohesión del agua, lo que impide el movimiento al igual que una fuerza de rozamiento que se produce por la presión hidrostática y por la viscosidad del agua que a la vez depende de la temperatura de esta.

En las resistencias debidas al movimiento, también llamadas resistencias hidrodinámicas, el agua forma ondulaciones por la tensión superficial y por el desplazamiento del cuerpo en el agua se dan diferencias de presión que originan un oleaje.

Es el oleaje el que causa la resistencia y su nivel depende de la postura del cuerpo y de la velocidad a la que se desplace por la superficie o cerca de ella.

En el agua, la resistencia por el movimiento es hasta 600 veces más elevada que la que se experimenta en el aire, y mediante el uso de diferentes elementos que contribuyen a regular el grado de resistencia, los pacientes pueden realizar los ejercicios terapéuticos según las necesidades específicas de su proceso de tratamiento o rehabilitación.

Es de suma importancia que el paciente sea acompañado por un terapeuta durante las sesiones y que siga con precisión las indicaciones, pues de ello depende tanto su seguridad como el éxito de la terapia.

Si bien, los tratamientos son individuales y se diseñan en función de las características de la lesión, su etapa de recuperación y de los objetivos trazados por el especialista y el paciente, de manera general se deben seguir ciertos parámetros para realizar este tipo de terapia en piscinas o tanques.

El primero de ellos es la temperatura del agua, la que se debe mantener en un rango entre los 34 y 36°C, pues si se emplea una más elevada existen riesgos en el sistema vascular.

El segundo es la higiene, todo paciente debe tomar una ducha previa al tratamiento y tanto el calzado como sillas de ruedas deben ser especiales y de uso exclusivo para la piscina o tanque. El tercero es el tiempo que dure la primera sesión, que no debe exceder los 10 minutos, durante los que se hará una actividad limitada.

En cuanto a los efectos de la hidrocinesiterapia en el cuerpo, encontramos beneficios a nivel del sistema circulatorio producidos por la presión hidrostática que aumenta el gasto cardíaco en el paciente.

A nivel respiratorio, facilitando la espiración por la compresión de la pared torácica y diafragmática; a nivel renal, por la liberación de sodio y potasio, por el efecto diurético y la disminución de la tensión arterial.

A nivel neurológico se encuentra a estimulación de receptores específicos para mejorar la percepción corporal, de la posición y de movimiento; a nivel psicológico ofrece la relajación y un incremento de seguridad y confianza.

A nivel osteomuscular, la hidrocinesiterapia mejora la oxigenación muscular, disminuye la sensibilidad de los nociceptores, brinda un efecto analgésico, incrementa la elasticidad y por tanto, el rango de movimiento del cuerpo.

La hidrocinesiterapia o balneoterapia tiene aplicaciones en el proceso de tratamiento y rehabilitación de lesiones y alteraciones degenerativas musculares, ligamentosas y articulares, y según el tipo de lesión que se desee tratar se emplean técnicas específicas.

Además, como hemos mencionado, también es una terapia utilizada como método preventivo de lesiones en la que se emplea el medio acuático para realizar ejercicios de diferente índole, que se pueden clasificar como fitness acuático.

Otro uso de esta técnica terapéutica es la reeducación muscular, sobretodo para ayudar al paciente a mejorar su postura a través de ejercicios enfocados al trabajo de la columna vertebral.

En próximas entradas hablaremos sobre las técnicas específicas aplicadas para la recuperación de lesiones y alteraciones degenerativas en músculos, ligamentos y articulaciones utilizadas en la hidrocinesiterapia.

Recuerda que en H2OTEK contamos con todo lo necesario para equipar una piscina para usos terapéuticos, desde piscinas con medidas estándar, calderas, calentadores solares o bien, podemos encargarnos de tu proyecto y hacer la construcción a medida según tus necesidades particulares y dejarla lista para operar. Contáctanos, con gusto te atenderemos.