PLANTAS PURIFICADORAS DE AIRE

Humidificador-h2otekLas plantas son utilizadas como elementos decorativos en espacios interiores y son muy apreciadas por darle vida a oficinas, casas, comercios y cualquier tipo de edificio. Si bien, hasta hace algunos años la tendencia era optar por plantas ornamentales para embellecer el espacio, en la actualidad es mucho más común que se prefieran aquellas que aunque también aportan belleza al lugar, purifiquen el aire.

Podríamos decir que cualquier planta, gracias al proceso de fotosíntesis que llevan a cabo a nivel celular, limpia y purifica el aire, sin embargo, no todas son adecuadas para estar en interiores y su capacidad de purificación, relacionada con sus rangos fotosintéticos, varía. Así, tras varios estudios se han identificado cuáles son las plantas ideales para habitar en espacios cerrados, pues son fáciles de mantener, pueden vivir en sitios a los que llega poca iluminación y donde el aire es muy contaminado, pues tienen una alta capacidad para filtrar los gases tóxicos como benceno, formaldehídos, tricloroetileno y el dióxido de carbono.

Si bien, estas plantas se caracterizan por requerir de cuidados mínimos,  necesitan de ciertos niveles de humedad que contribuyan a que se lleven a cabo sus procesos celulares, y en lugares demasiado secos se recomienda el uso de un humidificador. El humidificador es un equipo especial diseñado para aumentar la humedad en el ambiente, lo que ayuda a crear un entorno más saludable no sólo para las plantas, sino también para los humanos y animales y para la conservación del espacio arquitectónico, de muebles y objetos. En este punto es importante mencionar que no es necesario ni sano que en cualquier lugar se usen los humidificadores, tan sólo cuando los niveles de humedad interior están por debajo del rango recomendable para la salud, que es entre el 20% y el 50% de humedad relativa, idealmente entre el 35% y 45%.

A continuación enlistamos algunas de las plantas para interiores que purifican el aire:

  • Bambú. Elimina el formaldehído del aire, soporta bajas temperaturas y se debe colocar a la sombra. Requiere de humedad para que no se sequen sus puntas.
  • Gerbera. Esta planta da flores muy bellas y cuanto más expuesta esté a la luz más flores produce. Necesita de mucha humedad, no soporta temperaturas muy elevadas, absorbe gran cantidad de dióxido de carbono durante la noche y elimina el benceno del aire.
  • Ficus. También es conocido como laurel de la India y necesita mucha luz (no directa) pero poca humedad. Para mantenerla sólo es necesario que la riegues rociando sus hojas una vez a la semana en temporadas de frío o dos veces a la semana en épocas calurosas.
  • Hiedra. Es una planta trepadora y requiere de cuidado para que no crezca mucho, pues puede invadir toda la habitación. La hiedra necesita de frío y humedad y ayuda a reducir el benceno, el formaldehído y el tricloroetileno del aire.
  • Crisantemo. Esta planta también da flores y necesitan de mucha humedad para sobrevivir. De preferencia debe estar en un lugar claro y bien ventilado pero fresco; no resiste temperaturas muy altas.
  • Dracaena. Existen diferentes variedades de esta planta, la Warneckii es de un clima cálido y necesita mucha humedad; la Janet Craig requiere de sombra y se riega cada quince días; y la dracaena marginata también necesita de mucha humedad, sombra y se le tiene que cambiar la tierra cada dos años.
  • Helecho. El helecho requiere de humedad y luz indirecta, purifica el aire y es un humidificador natural.  
  • Lengua de suegra. Esta planta también es conocida como cola de lagarto y espada de San Jorge y pertenece al género Sansevieria. Debe estar en un lugar bien iluminado pero no exponerse directamente al sol, prefiere un ambiente seco y una temperatura no menor a los 10°C.
  • Espatifilio o bandera blanca. Da flores blancas, necesita luz indirecta, un ambiente húmedo y rociado de las hojas. Esta planta es de las que más purifican el aire y reduce el xileno, el tolueno y el formaldehído, la acetona, el benceno y el tricloroetileno.
  • Areca palma. Es de las plantas más utilizadas para decoración de interiores y no necesita de mucha iluminación, requiere de cuidados mínimos y elimina los compuestos orgánicos volátiles perjudiciales para la salud. Este tipo de plantas son recomendadas para espacios en los que se fuma mucho.
  • Tronco de Brasil. Necesita mucha luz pero no se debe exponer directamente al sol. Necesita de un entorno húmedo y cálido, no es resistente a cambios bruscos de temperatura por lo que no se recomienda que se coloque cerca de corrientes de aire. Esta planta reduce el tricloroetileno y el xileno en el aire.

Además de las anteriores existen muchas otras plantas que pueden vivir en interiores, sin embargo éstas son de las que tienen mayor capacidad para purificar el aire. Como puedes ver, cada una requiere de temperatura, humedad e iluminación particulares por lo que te recomendamos que si decides colocar más de una variedad en un espacio procures que sean compatibles y planees el sitio donde las pondrás. Por otro lado, aunque necesitan de cuidados mínimos y tienen que regarse tan sólo una o dos veces por semana, no debes olvidar hacerlo y lo mejor es que las revises periódicamente para identificar si han desarrollado alguna enfermedad o se han contagiado de una plaga, para que las trates de inmediato y no se sequen. En algunos casos, cuando la planta no luce sana puede ser que sólo tengas que cambiarla de lugar, por esta razón te sugerimos que estés al pendiente de cómo reacciona al entorno, sobre todo durante las primeras semanas.

Para crear un ambiente ideal para la vida de las plantas en interiores y cuidar tu salud te recomendamos el uso de un humidificador o de un deshumidificador y en el catálogo de productos de H2OTEK encontrarás los de mejor calidad. Si tienes alguna duda sobre su funcionamiento te invitamos a ponerte en contacto con nosotros, con gusto te daremos toda la información que necesitas.