Perfeccionamiento de calderas para la industria hotelera

CalderasAgua caliente, aire acondicionado y elevadores son quizás los tres servicios generales más importantes que debe ofrecer la industria hotelera a sus clientes, ya que se trata de aspectos imprescindibles que todo usuario requiere para tener una agradable estancia.

Por lo que la calidad de estos servicios y el buen funcionamiento de los equipos que los facilitan debe ser comprobada de manera periódica para garantizar la excelencia del servicio a los huéspedes y no comprometer la reputación del hotel.

Como sucede en muchos otros ámbitos, los diferentes fabricantes y proveedores de los equipos necesarios para satisfacer estas necesidades trabajan constantemente para mejorar dichos productos, desarrollar mejores tecnologías, ahorrar energía y lograr mayor funcionalidad en los equipos.

En lo que al agua caliente se refiere, las calderas son el equipo preferido por la gran mayoría de complejos para llevar a cabo la tarea de calentar el agua y distribuirla a todas las habitaciones, y precisamente esta es una de las áreas en las que más trabaja la industria para poder mejorar los procedimientos, la tecnología y los equipos para tener un funcionamiento eficiente, efectivo y barato.

Los proveedores, ingenieros y especialistas en el rubro han confirmado que la mayoría de avances, implementaciones e innovaciones a estos equipos se ha dado en los aspectos de confiabilidad operacional y seguridad, es decir, mejores controladores, reguladores, paneles de control y tableros de mando.

Estos especialistas aseguran que se trata de un gran avance, pues estas implementaciones implican que los equipos son más ecológicos ya que su eficiencia energética y operacional incrementa bastante, lo que ayuda a disminuir el consumo de combustible y así obtener un buen ahorro energético y económico.

También se trabaja en el desarrollo de máquinas escalables, es decir, equipos que pueden incrementar su nivel de trabajo con base en el incremento de las necesidades o exigencias y las mismas posibilidades del usuario, es decir, tienen diferentes niveles de operación y consumo que se pueden ajustar a las necesidades del complejo.

Lo que implica que se trata de equipos con un sistemas de economización que puede ahorrar una gran cantidad de combustible y así disminuir la emisión de gases contaminantes, sobre todo cuando no es necesaria la quema de combustible.

Asimismo, desde hace bastante tiempo, la industria hotelera se ha alejado paulatinamente de las máquinas de vapor, aunque aún hay complejos que las utilizan, principalmente hoteles pequeños, con apenas un ciento de habitaciones, donde este tipo de máquinas son las más funcionales y eficaces.

Con todo esto, muchos de estos complejos ya han comenzado a utilizar tecnología más moderna y equipos con un menor índice de consumo de combustibles fósiles, carbón y menor emisión de gases.

Algunas marcas incluso ya presumen haber desarrollado calentadores y calderas industriales para hoteles que calientan el agua hasta los 90°C con un 99.8% de eficiencia energética y un índice de emisión de gases por combustión menor al de la mayoría de equipos industriales de este tipo.

En general, los avances en este campo han sido considerables en los últimos años, pues muchos de los equipos modernos, en general, más allá de mejoras específicas y particulares según el fabricante, proveedor o marca.

Ofrecen un alto consumo de agua, cercano a los 2,000 litros, con sistemas de distribución altamente sofisticados y efectivos que aseguran una adecuada distribución sin el más mínimo desperdicio de agua ni de combustible.

Los avances en el área son tan grandes que ya se comienza a trabajar en el desarrollo de equipos solares, aunque por la gran cantidad de energía requerida para calentar un gran volumen de agua, hasta el momento la mejor alternativa ha sido el diseño de un equipo híbrido que utilice paneles colectores, un gran tanque contenedor y un calentador de gas como respaldo para poder calentar por completo grandes volúmenes de agua.

Por supuesto, es necesario considerar que cada complejo es diferente y por ello tienen diferentes necesidades y exigencias al respecto, pues algunos complejos no cuentan con un único equipo, sino con un sistema de máquinas para el calentamiento y distribución de agua en las habitaciones.

De igual forma, algunos hoteles utilizan calderas, mientras otros prefieren ampliamente los calentadores y otros optan por un sistema con ambos equipos, cada uno utilizado con diferentes propósitos.

En los hoteles que cuentan con villas, por ejemplo, el uso de un calentador exclusivo para cada villa es lo más práctico, efectivo y económico, pero en el caso de los hoteles con torres (edificios), la caldera es una mejor opción.

Por otra parte, los gerentes, dueños, directivos e incluso trabajadores de las cadenas hoteleras señalan que el mantenimiento del complejo es lo más importante para poder ofrecer el mejor servicio posible a los huéspedes.

Pero para facilitar esta tarea es imprescindible contar con equipos, máquinas y dispositivos eficaces, funcionales y capaces de satisfacer por completo las necesidades del complejo y las exigencias de los huéspedes, además de ofrecer el mayor rendimiento posible, con el menor costo.

De igual forma, es de suma importancia que el personal esté completamente capacitado para realizar el trabajo necesario, tanto la operación del equipo como el mantenimiento de este, pues de lo contrario se corre el riesgo de un mal funcionamiento del sistema e incluso de sufrir accidentes. Esto implica que la industria exige equipos efectivos y funcionales, pero que no requieran de un experto para su operación, con controles y tableros sencillos de manejar.

En general, el reto que tienen los fabricantes y proveedores de equipos industriales para el calentamiento de agua es diseñar máquinas y sistemas capaces de sustituir a los actuales, equipos con un alto rendimiento y eficiencia.

Con la capacidad para satisfacer por completo las necesidades de los huéspedes y exigencias de los dueños, dispositivos que ofrezcan ahorro de agua, energía y combustible, equipos ecológicos, además de ser lo suficientemente prácticos y manejables para su instalación, pues la mayoría de veces estos equipos se encuentran en sótanos.

En conclusión, se puede decir que la industria hotelera, como muchas otras, ha adquirido una gran conciencia ecológica y preocupación por el cuidado de los recursos, por lo que buscan equipos y sistemas que satisfagan sus necesidades y al mismo tiempo impliquen un ahorro económico y un funcionamiento amigable con el medio ambiente, lo que ha obligado a los productores al diseño y fabricación de nuevos equipos que cumplan con estos parámetros.

El futuro de las calderas y calentadores de agua para la industria hotelera implica olvidar por completo el vapor, utilizar cada vez menos gas y electricidad y comenzar a utilizar en mayor medida la energía solar, en un principio utilizando sistemas híbridos y posteriormente, por qué no, únicamente aprovechar la radiación solar, siempre pensando en la satisfacción total de las necesidades de los usuarios, pero sin olvidar la importancia del cuidado ambiental.