Mitos sobre el boiler solar

Boiler solarUna de las principales preocupaciones del mundo moderno y sus habitantes es el cuidado del medio ambiente, lo cual ha impulsado a la industria en general a diseñar, crear, desarrollar y lanzar al mercado dispositivos y equipos capaces de satisfacer las necesidades de los usuarios y al mismo tiempo proteger el entorno natural y disminuir la contaminación, por lo que dichos equipos son cada vez más utilizados tanto en el ámbito residencial como industrial.

El boiler solar es uno de estos dispositivos ecológicos, el cual fue diseñado para el suministro de agua caliente en una casa, departamento o edificio, utilizando para esto la energía o radiación solar, en vez de algún tipo de combustible o energía eléctrica, lo que ha hecho que esta clase de calentadores de agua sean utilizados cada vez más por diferentes usuarios, familias e incluso negocios.

Pero es necesario mencionar que el uso constante y el crecimiento en popularidad de estos dispositivos no tiene al aspecto ambiental como su única razón, pues en realidad hay muchos otros beneficios que ofrece un producto de esta naturaleza.

Como un ahorro económico bastante considerable derivado de utilizar en menor cantidad gas o energía eléctrica, su funcionamiento de manera ininterrumpida, ser una inversión rentable, requerir una instalación relativamente sencilla, gran resistencia y durabilidad, además de una excelente funcionalidad.

A pesar del alto consumo y demanda que estos dispositivos han tenido en el mercado, sus vastas y variadas recomendaciones, las ventajas y beneficios que ofrece y el gran futuro que se augura para esta tecnología, como es común que suceda con muchos productos nuevos o innovadores en el mercado, también hay comentarios y recomendaciones negativas y, sobre todo, mitos alrededor de estos equipos, la mayoría derivados del desconocimiento de esta tecnología y sus características.

Y es justo por lo anterior que a continuación H2O TEK se da a la tarea de desmentir los cinco mitos más comunes que se han generado y difundido entre la población acerca del boiler solar, esto con el objetivo que el usuario tenga completa seguridad de contar con un equipo eficiente, seguro, confiable, ahorrador y realmente funcional.

  1. El equipo no sirve en días sin sol

El mito más común respecto a estos equipos es que requieren forzosamente de un día despejado con el sol en todo su esplendor para poder funcionar adecuadamente, lo cual es completamente falso.

La ausencia de sol visible no implica que el equipo no pueda funcionar, pues gracias al perfeccionamiento de esta tecnología, se ha logrado que los dispositivos que requieren del sol para su funcionamiento no dependan de su luz sino de su radiación para ello.

Es decir, se trata de tecnología foto térmica, tecnología que funciona gracias a la captación de la radiación del sol mediante placas o tubos colectores, los cuales transforman la radiación que colectan en energía calorífica (o eléctrica, dependiendo del tipo de dispositivo) que se utiliza para el calentamiento del agua.

Por lo tanto, para su funcionamiento, estos equipos no necesitan recibir de manera directa la luz o los rayos del sol, pues lo que captan es la radiación (el calor), la cual llega a la superficie de la tierra, y de los colectores, sin importar las condiciones climatológicas, la época del año o la hora del día.

Lo cual implica que un día nublado no es impedimento para que un dispositivo solar funcione sin inconvenientes, pues aun sin la luz directa del sol, la radiación está presente y esto es suficiente para que el equipo caliente el agua.

En pocas palabras: los dispositivos solares pueden funcionar todo el año y todo el día de manera ininterrumpida.

  1. El equipo puede explota

Una creencia sin bases ni fundamentos acerca de estos equipos es que tienden a sobrecalentarse debido a su constante exposición al sol, lo que provoca que los paneles o tubos colectores capten una cantidad exagerada de energía y la almacenen, lo que puede tener como consecuencia una explosión.

No obstante, es menester aclarar que todos estos artefactos cuentan con un diseño y un proceso de desarrollo sumamente preciso y cuidadoso que les permite captar y almacenar únicamente la energía necesaria para su funcionamiento, además de contar con válvulas de escape que sirven para liberar presión y energía cuando el equipo lo requiere.

Es pocas palabras, no existe el más mínimo riesgo de explosión del equipo en condiciones adecuadas de uso.

  1. El equipo puede dar choques eléctricos

Otro mito común sobre el boiler solar es que debido a su naturaleza pueden resultar peligrosos porque transforman la radiación del sol en electricidad, por lo que su uso constante y su cercanía a otros equipos o a las personas puede provocar un choque eléctrico, lo cual es absolutamente falso.

Este mito surge principalmente debido a que los paneles y tubos colectores suelen ser utilizados para generar energía eléctrica, sin embargo, es necesario mencionar que esto no implica que provoquen choques eléctricos, sin mencionar que los colectores de un calentador de agua no convierten la radiación en electricidad, sino en energía térmica o calorífica.

  1. El equipo puede ser arrastrado por el viento

Es complicado saber cómo y por qué surge esta creencia, pero por increíble que parezca, hay muchas personas que consideran esto posible. Sin embargo, es menester aclarar que estos equipos y sus paneles o tubos colectores son tan pesados como cualquier otro tipo de calentador.

Además de requerir un proceso de instalación que implica su empotrado o fijado a una estructura firme y resistente, lo que significa que no existe posibilidad de que el calentador y sus componentes sean arrastrados por un viento fuerte.

  1. El agua calentada con radiación solar es dañina

Uno de los mitos que ha surgido de forma reciente entre la población es que el agua que ha sido calentada por medio de este tipo de equipos puede resultar dañina para la salud de las personas, sin embargo, debe decirse que no existen fundamentos sólidos científicos que den lugar a estas creencias, al contrario, algunos estudios que ya se han hecho al respecto confirman que el agua que estos equipos proveen es apta para su consumo humano, tanto como la de cualquier otro dispositivo.

Lo único cierto es que se debe tener un proceso de mantenimiento y limpieza minucioso del equipo para evitar la presencia de agentes infecciosos en la tubería, el equipo y el agua, esto con el objetivo de evitar infecciones o enfermedades en los usuarios, lo cual no tiene que ver con la captación de la radiación del sol para el calentamiento del líquido.

Como es posible notar, algunos de estos mitos surgen de deducciones relativamente entendibles, por lo que se requiere información precisa para su refutación, mientras otros son casi descabellados, pero sin importar su origen y naturaleza, hay personas que los creen y es por ello que se tiene la necesidad de hablar al respecto y ofrecer información adecuada para evitar que la gente tenga estas falsas ideas como ciertas.

Lo único que queda por agregar es reiterar que el boiler solar es uno de los equipos más utilizados en la actualidad gracias a las diferentes ventajas que ofrece, a su alta funcionalidad y a que es un dispositivo amigable con el medio ambiente, por lo que solo queda invitar al público a probar esta tecnología ecológica y adquirir un equipo de este tipo con el líder en el sector, que no es otro que H2O TEK, empresa comprometida con sus clientes, su mercado y, por supuesto, con el cuidado del medio ambiente.