Métodos de Deshumidificación

Filtro de agua Whirpool
La deshumidificación consiste en retirar el vapor de agua o humedad contenida en el aire. Existen diferentes procesos para remover la humedad del aire, estos son: por enfriamiento, hasta alcanzar una temperatura por debajo del punto de rocío, por el incremento de la presión total, lo cual causa la condensación, y por último poner en contacto un desecante con el aire, con lo cual, la humedad del aire migra hacia el desecante, impulsado por la diferencia en las presiones de vapor entre el aire y el desecante.

En contenidos que usted encontrará en este sitio hemos hablado ya de los diferentes desperfectos que puede ocasionar el exceso de humedad, entre ellos muchos relacionados con el mantenimiento de su hogar o de aspectos físicos de un hábitat, causando desde daños materiales a enfermedades crónicas al ser humano, por esta razón es muy importante tomar ciertas medidas en las que usted podrá tener el control.

Métodos y técnicas de deshumidificación:

Sistemas por enfriamiento: Estos sistemas trabajan de la siguiente manera, enfriando por debajo del punto de rocío, de tal manera que logran condensar el vapor de agua. Este sistema de referencia, el más extendido, pero tal vez el menos eficiente en relación al consumo de energía es uno de los más usados, funciona generalmente con ciclos frigoríficos convencionales. Este tipo de enfriamiento en ocasiones puede ser un poco efectivo en cuanto al consumo de energía ya que algunas veces habría que calentar el aire para evitar un excesivo enfriamiento y podría ser nocivo para la salud.

Sistemas por desecación: Esta forma de deshumidificación está relacionada con sustancias químicas que tienen una gran afinidad con la humedad, son capaces de extraer o liberar vapor de agua del aire en cantidades relativamente grandes en relación a su peso y volumen, estos químicos pueden ser clasificados como adsorbentes y/o absorbentes lo cuales son diferentes por los siguientes puntos, los primeros son los que no modifican su estado o estado físico al absorber la humedad y los segundos son los que si alteran su estado físico. Estos absorventes pueden presentarse de manera muy común como la sal sílica, que todos hemos visto en equipos electrónicos, presentada en bolsitas con granitos parecidos a la sal de mar. Estos pueden ser manejables y no tener mucho riesgo al contacto con el ser humano, algunos de ellos pueden regenerarse al someterse a altas temperaturas.

Deshumidificación por incremento de la presión: En este proceso la deshumidificación ocurre cuando se comprime el aire de la atmósfera hasta lograr la condensación del vapor de agua contenido en él, esto se logra con un equipo eficiente de compresión, básicamente una bomba que logra someter el aire en un espacio y extraer esta humedad, regresando el aire con menor cantidad de humedad, este sistema puede ser muy precios, ya que ya una forma completamente práctica de medir esta presión, por lo tanto estos sistemas podrían ser muy útiles para espacios dónde es muy importante la salud, como hospitales o sitios dónde los procesos de la fabricación o el cuidado de algo es muy importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *