Los humidificadores como herramientas de belleza

humidificadores

El aire del invierno es aire seco. Los humidificadores ponen la humedad de nuevo en el aire, lo que puede crear una gran cantidad de beneficios para ti y tu familia. Obtener un humidificador puede ayudarte a evitar enfermedades este invierno que se avecina, pero también puede darte una piel más brillante y suave. Si quieres conocer el resto de los beneficios en tu cuerpo ¡continúa leyendo!

Reducir el riesgo de infecciones. Los virus y las bacterias no pueden viajar tan bien en el aire húmedo. Un humidificador podría significar la diferencia entre conseguir la gripe este invierno y permanecer sano. Un estudio de 2013, por ejemplo, demostró que el aumento de los niveles de humedad hasta el 43 por ciento o superior reduce significativamente la capacidad de los virus aéreos de causar infecciones por la gripe. De hecho, en un ambiente de baja humedad, 70-77 por ciento de los virus podrían transmitir la enfermedad a través de la tos, pero cuando la humedad se incrementa a 43 por ciento o más, ese número cae a sólo 14 por ciento. Un estudio anterior del 2009 mostró resultados similares, con la humedad limitando la transmisión del virus de la gripe.

Una piel más suave y vibrante. El aire frío y seco filtra la humedad de la piel, lo que provoca todo tipo de problemas, como la sequedad, la opacidad, las escamas y el envejecimiento acelerado. Un humidificador puede ayudar a prevenir todos estos efectos perjudiciales, y ayudarte a mantener ese resplandor, vibrante que quieres lucir en todas sus fiestas y reuniones.

Senos nasales agradecidos. ¿Conoces esa sensación de sequedad en tu nariz en el invierno? Incluso si no tienes un resfriado (es peor cuando sí), el aire del invierno puede secar tus senos nasales, disminuyendo tu resistencia a las bacterias y los virus. Duerme con un humidificador y despertar con una más descansada nariz y garganta.

Tiempos de curación más rápidos. Digamos que terminas con un resfriado, una infección de los senos paranasales o la gripe. Un humidificador acortará tu sufrimiento. Mantener los conductos nasales y la garganta húmeda te ayudará a sanar más rápido y reducirá los síntomas como toser y estornudar.

Plantas de interior más saludables. Las plantas ayudan a sacar las toxinas del aire. Pero pueden sufrir en el aire seco del invierno. ¿Has notado que el suelo está más seco que de costumbre? ¿Son las hojas que parecen enfermas? Un humidificador puede ayudar a mantener tus plantas de interior saludables, ¡lo cual ayuda a mantenerte saludable también!

Voz mañanera más agradable. ¿Suenas a menudo como un oso en las mañanas? Ese es el aire seco que llega a las cuerdas vocales. Suena más como tu ser normal cuando duermes durante la noche con un humidificador en tu habitación.

Sin embargo, debes tomar algunas precauciones con tu humificador. A continuación te compartimos algunos consejos para ayudar:

Utiliza agua destilada o desmineralizada. Esto puede ahorrarte mucho trabajo. El agua corriente del grifo tiene minerales que crean acumulación en tu máquina y promueven el crecimiento bacteriano. El agua destilada y desmineralizada contiene menos minerales y te ahorrará tener que limpiar tan a menudo.

Limpia una vez a la semana. Si haces esto una parte regular de su rutina, podrás terminarlo más rápidamente y mantendrás tu hogar sano. Harás frente a un trabajo más duro y las bacterias del riesgo y la acumulación del moho.

Cambia los filtros regularmente. Si el humidificador tiene un filtro, sigue las instrucciones específicas para cambiarlo. Demasiada humedad puede ser tan problemática como no suficiente humedad. Utiliza un “higrómetro” (se puede encontrar uno en las tiendas del hogar y en tiendas de electrónica) para medir la humedad en tu hogar. Lo ideal, como lo demuestran ciertos estudios, es de aproximadamente 40-50 por ciento.

Recuerda que…

En el invierno, cuando el aire es más frío y seco, la piel no puede retener tanta humedad como puede con el aire caliente. Necesitas suplementar la humedad porque cuando se seca lo suficiente, la humedad de nuestra piel se evapora en el aire. Esto es particularmente importante en el invierno. Cualquier forma de agregar humedad al aire en un ambiente en el que pasas mucho tiempo va a ser útil. Los humidificadores infunden el aire con la humedad, calmando la piel seca, picazón, agrietada. Así que si un humidificador ayuda a combatir la sequedad de la piel, también puede apoyar lo suficiente como para suavizar las arrugas. Posiblemente. Lo haría si la humedad en el aire fuera lo suficientemente alta.

Si bien es tentador ir a una parte tropical del país para menos arrugas, idealmente, los niveles de humedad en tu casa deben estar entre el 30 y el 50 por ciento. Tú puedes saber si la humedad está alcanzando esos niveles de hidratación de la piel al recoger un higrómetro -un dispositivo del tipo termómetro que mide la humedad en el aire- en tu ferretería local o en línea. Asegúrate de reemplazar el agua en tu humidificador diariamente para que las bacterias y el moho no crezcan, lo que puede enfermarte. De lo contrario, tendrás un problema mucho más grande que sólo la piel seca o una nariz rellena de mucosidad. El agua demasiado caliente sólo aumenta la multiplicación de bacterias y hongos, incluso si está cambiando el agua todos los días. Por eso, identifica los niveles de calor exactos para tu tipo de clima. Si vives en un área demasiado fría, quizá sea necesario aumentar un extra grado, o más. Si, por el contrario, tu zona es mucho más calurosa que el promedio, no será necesario el aumento de calor.

Sólo asegúrate de sellar toda esa humedad para hacerla durar. Recomendamos bañarte o ducharte con agua caliente no demasiado caliente y disminuir el uso de jabón en las partes del cuerpo que no producen aceites naturales, como la parte externa de los brazos, el estómago, el pecho y las piernas, puesto que te estarías quitando los aceites que ayudan a retener la humedad. Después de la ducha, inmediatamente aplica en tu cuerpo una crema hidratante para bloquear la humedad y tu piel se mantendrá suave. Para que el efecto continúe, pon tu humificador a trabajar.

Para aquellos de nosotros con piel seca, los humidificadores suelen ser algo que asociamos con los meses de invierno, cuando el aire de baja humedad puede hacer que nuestra piel seca se sienta … bueno, aún más seca. Pero como hemos dicho ya, en realidad en época de verano también es sumamente práctico un humificador.

Los humidificadores pueden ser una gran ayuda para cuidar la piel, y mantener nuestra tez hidratada, todo el año.

Claro que normalmente pensamos en baja humedad cuando pensamos en la temporada más fría, pero algunos lugares experimentan aire de baja humedad durante todo el año … sí, incluso en el verano, en áreas del centro del país mexicano, por ejemplo. Si vives en un clima seco, como Querétaro, por ejemplo, puedes experimentar piel seca, apretada, agrietada, y un humidificador puede ayudar. Estos aparatos añaden humedad de vuelta al medio ambiente y pueden ayudar a tu piel a retener la hidratación mucho mejor de lo que lo haría cualquier otro elemento natural (como el clima natural de tu ciudad).

Si vives en un clima más húmedo, probablemente ya son conscientes de cómo niveles más altos de humedad pueden hacer que el aire se sienta aún más caliente de lo que realmente es. Y en la mayoría de las ocasiones eres tú contra esta clase de calor con un acondicionador de aire, porque, hagámosle frente, el dormir en una habitación que se siente como una selva tropical puede ser bastante incómodo. Mientras que los acondicionadores de aire pueden ser una necesidad en el verano, también pueden causar que los niveles de humedad disminuyan en el aire, al igual que el calentamiento artificial y, posteriormente, dejan la piel un poco seca. Esta es la razón por algunos fanáticos del cuidado de la piel son conocidos por mantener un humidificador pequeño en el dormitorio y algunos incluso se atreven a mantener las laptops en sus escritorios.

No importa si vives solo o con tu familia. Todos ustedes se pueden beneficiar de estas maravillas de la tecnología. Es decir, si tienes la solución en tus manos ¿por qué no usarla? Pocos se atreven y no experimentan los cambios en su piel, en sus pulmones, en su estado de salud y de belleza en general.

Los labios chapados se han ido al igual que el resto de tu piel, en climas secos, tus labios pueden ser más propensos a la deshidratación. Y, mientras que la aplicación religiosa de bálsamo de labios puede ayudar a la causa, los humidificadores pueden abordar la cuestión en la cabeza y proporcionar a tu dormitorio, casa, o incluso la oficina, los niveles de humedad necesarios para promover una suavidad e hidratación fuera de lo cotidiano. Por lo tanto, cualesquiera que sean tus metas de belleza, si implican hidratación, un humidificador puede ser justo lo que necesitas para llegar a ellas.

Pero no sólo eso. Recuerda que el impacto que tiene un humificador en tu bolsa y en tu vida en general es mayor que sólo un par de fosas nasales destapadas. En realidad estás ahorrando calefacción para invierno, estás previniendo consultas al doctor, que como sabemos, pueden ser muy caras, y estás alejándote de medicamentos o de cremas faciales y otras “soluciones” estéticas que probablemente sean mucho menos efectivas para ti que los humidificadores. Todo esto, no sólo por la salud que adquieres, por la belleza que obtienes, sino por los ahorros sustanciales en tu vida. Consigue tu humificador hoy mismo.