Los beneficios del baño de vapor para combatir los ronquidos

Baño de VaporConsejos para evitar la apnea mientras estás dormido.

Como ya sabemos, el buen funcionamiento de nuestro sistema respiratorio es esencial para nuestra salud. Es común que a lo largo de nuestra vida se nos vayan presentando problemas respecto a esta parte importante de nuestro cuerpo, afecciones como bronquitis, tos, alergias e incluso en algunas personas, el asma.

Todo lo anterior descrito es trascendental tratarlo con el médico de confianza y combinarlo con recetas caseras que pueden ser de mucha utilidad, tal vez eso lo tratemos más adelante como temas a seguir.

Se ha demostrado que los baños de vapor pueden ser muy beneficiosos para tratar de erradicar aunque sea parcialmente esos defectos respiratorios, incluyendo además los que tienen que ver con problemas de apnea o de ronquidos.

La apnea es un trastorno que dificulta el paso libre del aire por nuestras vías respiratorio, dificultando así el sueño. Las personas que sufren de apnea severa pueden tener este trastorno durante una parte de la noche importante.

Precisamente esa obstrucción genera que resoplemos o ronquemos, lo que sin duda se vuelve una molestia para aquellas personas que duermen junto a nosotros. Aún más, esto nos produce que no tengamos la calidad del sueño necesaria, y como consecuencia no descansemos adecuadamente. En ese sentido, podemos determinar algunos consejos:

  1. El ingerir alcohol puede ser un detonante para la aparición de apneas, por ello es altamente recomendable no consumir en exceso, para ello se puede recurrir a un especialista para reafirmar.
  2. A la congestión nasal por catarros se le puede atribuir el clásico ronquido mientras dormimos, ya que por obvias razones se obstruye el paso del aire por las napias. Para tal caso, es necesario acudir a un médico para la receta de antigripales y anticongestivos, aunado a terapias de baño de vapor con eucalipto, que sin duda auxiliarán a nuestro sistema respiratorio.
  3. La forma en que se duerme durante la noche podría ser un factor, ya que una deficiente base o colchón hará que se adopten malas posturas, incrementando la roncadera. De ser así, lo mejor es adquirir un colchón nuevo, además los especialistas del sueño recomiendan voltear el colchón cada tres meses, para que la presión en los resortes sea más distribuida y no se afecte dicho elemento con el pasar del tiempo. Igualmente existen almohadas que sitúan mejor la zona de la cabeza y cuello para el óptimo descanso.
  4. Tabique nasal: Una situación delicada es la de tener el comúnmente llamado tabique desviado, muchas personas la padecen y no solo las hace tener dificultades para respirar mientras se duerme, sino en el mismo transcurso del día. Como complemento la mucosidad se satura aún más, impidiendo el paso del aire. Lo más recomendable es ir con un especialista otorrinolaringólogo, para que diagnostique y sepa qué es lo que se debe hacer, en el peor de los casos se precisará de una operación para acomodar el tabique nasal donde se supone pertenece. De no ser posible por el momento, lo mejor es optar por remedios como la constante vaporización, así como preparar soluciones salinas para la activación de la respiración, tanto en día como en noche.
  5. Cebolla, salvia y vapor: La cebolla para ingerirla en forma de zumo, ésta deberá ser cortada en pequeños trozos, para posteriormente hervirla en agua durante 10 o 15 minutos; hacer esto un par de horas antes de dormir puede beneficiar mucho. (En caso de no agarrarle el gusto, se le puede agregar un tanto de azúcar morena). Por otro lado, las hojas de salvia también se pueden hervir para su consumo, justo antes de ir a la cama. Como ya mencionamos, un baño de vapor con esencia de eucalipto, menta o valeriana ayudará a despejar las vías respiratorias, o en su defecto, por lo menos hervir agua en un recipiente y aspirar el vapor del mismo que se vaya generando, con la ayuda de una manta o trapo.
  6. Frutas y verduras: estos dos elementos aceleran el metabolismo de tal forma que dormimos mejor en las noches, tanto manzanas como zanahorias, entre muchos otros tienen que ser consumidas en el día como el nutricionista aconseja.