LA SINUSITIS Y LA HUMEDAD

Deshumidificadores-h2otekHoy en día hay un gran porcentaje de la población que sufre de enfermedades respiratorias, específicamente rinitis y sinusitis. La sinusitis es una infección que afecta los senos nasales y se presenta cuando los tejidos que los recubren se inflaman, lo que ocasiona problemas para respirar y otros malestares, como dolor de cabeza, dolor facial, mal aliento, continuas secreciones, fatiga, tos, pérdida del olfato, dolor de garganta y fiebre.

En muchas ocasiones la sinusitis es mal diagnosticada, pues sus síntomas son muy similares a los que se presentan cuando sufrimos de un resfriado. Todos conocemos la sensación del dolor de cabeza y congestión nasal que acompaña a un resfriado, pero en caso de que estos síntomas se presenten de manera recurrente y estén acompañados de una secreción amarillenta posiblemente se trate de una sinusitis que deberá tratarse con fármacos, medidas para controlar los factores que desatan los síntomas o incluso con cirugía.

Si tienes estos síntomas es necesario que acudas con un especialista, de preferencia un otorrinolaringólogo, para que haga el diagnóstico y plantee el tratamiento que mejor convenga según tu caso. Existen dos tipos de sinusitis: la aguda y la crónica, y se identifican las siguientes causas y factores desencadenantes para su aparición:

  • Características anatómicas de la nariz, como el tabique desviado.
  • Infecciones por bacterias, virus y hongos.
  • Alergias.
  • Tabaquismo.
  • Embarazo.
  • Tumores en los senos nasales y en la nariz.
  • Fibrosis quística y otros trastornos del desarrollo.
  • Estar en contacto con niños pequeños (es más probable que te contagien de infecciones bacterianas y resfriados).
  • Cambios en la presión en actividades como el buceo, el vuelo y  el montañismo.
  • Ambientes con exceso de humedad o demasiado secos.
  • Cambios de temperatura.
  • Exposición a olores fuertes, al sol, a humo y gases.
  • Nadar en agua contaminada.

La sinusitis aguda por lo regular se produce después de resfriados o por exposición a factores contaminantes y alergias y es de corta duración. Por otro lado, la sinusitis crónica puede tener otras causas y se presenta por más de 12 semanas. Como ya mencionamos, si presentas síntomas de sinusitis es importante que acudas a un médico, quien te hará diferentes pruebas para diagnosticar el problema. Estas pruebas pueden incluir el examinar tu nariz proyectando luz para identificar si existe inflamación, tomografías, resonancias magnéticas, pruebas de alergias, exámenes de la sangre, toma y análisis de cultivos nasales, pruebas de la función ciliar, pruebas de cloro en el sudor y otras para detectar las causas, la gravedad del padecimiento y poder darte el tratamiento pertinente.

Tanto en la sinusitis crónica como en la aguda se ha identificado que uno de los principales factores que desencadenan los síntomas son los extremos en los niveles de humedad, ya sea que el ambiente esté muy seco o demasiado húmedo. Por esta razón una de las primeras recomendaciones que se les hace a los pacientes con sinusitis es que controlen la humedad en su casa y para ello pueden hacer uso de deshumidificadores, en caso de que haya exceso de humedad, o bien, de humidificadores cuando el nivel de humedad relativa esté por debajo del rango recomendado.  

De acuerdo con los expertos, la humedad relativa en el hogar debe estar entre el 20% y el 50%, pero específicamente para la salud nasal el rango ideal es entre el 35% y el 45%. El mantener el nivel de humedad recomendable no únicamente trae beneficios para la salud, principalmente evitando la aparición de alergias y problemas respiratorios, sino para el estado de la estructura de la vivienda y de muebles, libros y ropa. Por esta razón usar deshumidificadores, en caso de que la humedad sea muy elevada y no se cuente con una buena ventilación, es la mejor alternativa para disminuir los problemas de sinusitis asociados con el exceso de humedad en el ambiente.

Además del uso de deshumidificadores, reducir el nivel de humedad en un espacio cerrado puede lograse ventilando el lugar, esto para que el vapor de agua que se genera en la casa por la diferencia de temperatura del interior respecto a la exterior o por actividades como cocinar, bañarse o planchar, pueda ser liberado. Para ventilar puedes abrir puertas, ventanas, instalar ventiladores en la cocina y baño o utilizar un sistema de ventilación que incluya extractores de aire. Poner aire acondicionado y encender la calefacción también puede contribuir a regular el nivel de humedad. Si en los muros existen ya manchas de humedad o hay goteras es importante que se reparen y se impermeabilicen tanto techos como paredes, esto evitará el exceso de humedad que favorece además la proliferación de moho y bacterias que ocasionan más problemas de salud.

Para conocer el nivel de humedad relativa que hay en un espacio se hace uso de un aparato llamado higrómetro y en H2OTEK te sugerimos que tengas uno en tu hogar, sobre todo si vives en una zona donde el clima es muy húmedo, si llueve mucho, si ya has tenido problemas de humedad o bien, si padeces sinusitis u otras enfermedades relacionadas con las variaciones en la humedad. Si bien, no es nada recomendable estar en un espacio muy húmedo, un ambiente demasiado seco también puede agravar los síntomas de la sinusitis. Cuando el nivel de humedad está por debajo del recomendado, las actividades que liberan vapor de agua, como las duchas calientes, cocinar, lavar y planchar pueden ayudar a humectar el aire, también puedes usar un humidificador o un vaporizador y en caso de que las molestias persistan y si el médico te lo ha recomendado, puedes hacer inhalaciones de vapor de té para disminuir las molestias.

Recuerda que en H2OTEK tenemos lo mejor en sistemas para el control de humedad. Te invitamos a consultar nuestro catálogo en línea en el que encontrarás humidificadores, deshumidificadores, ventiladores, extractores de aire, calefactores y otros productos de la más alta calidad para tu salud, la de tu familia, colegas y para conservar en buen estado tu hogar, oficina o cualquier tipo de establecimiento.