La importancia del control de la humedad y temperatura en el almacenaje del hilo (segunda parte)

deshumidificadores

En la primera entrega del artículo describimos la importancia que tiene la correcta organización del hilo y todo lo que eso conlleva, como mantener las condiciones óptimas de temperatura y humedad en el almacenaje. Asimismo enfatizamos cómo ubicar el hilo, siempre manteniéndolo alejado de factores como vapores u otros contaminantes que afectan la calidad del hilo. Igualmente hablamos de las diferentes formas de organizar el hilo, de acuerdo a colores, marcas, frecuencia de uso, entre otros. Ahora continuaremos con la segunda parte del artículo.

Cómo administrar el inventario del hilo en bodega

Actualmente los sistemas de bases de datos para control de inventarios es realmente útil para administrar eficientemente los productos que se tienen almacenados, pero éstas deben ser usadas a conciencia, es decir, ser actualizadas de manera constante por los que llevan la parte administrativa. Todos los rubros como marcas, estantes, números de cajas o productos son enenciales para incluirlos en la base de datos, más aún, se puede llegar a ser más específico, e incluir campos como condiciones de temperatura y humedad, condiciones de higiene, entre otros factores internos y externos.

Hablando de factores externos, la luz solar es un elemento que siempre debemos considerar por su considerable incidencia sobre el hilo. Por ejemplo, si el hilo está dentro de empaques de cartón, dichos empaques tienen que estar bien tapados, para que no entre rayo de luz alguno. Por otro lado en el área de bodega se recomienda tener luces fluorescentes, ya que son menos dañinos para la tela, sin embargo hay que estar checando periódicamente los empaques para ver si hay alguna clase de daño. Asimismo hay que cuidar mucho de tener cortinas o  tragaluces que posean una difusión óptima de la luz.

Humedad y temperatura

Como se ha mencionado con anterioridad, en cuestión de almacenaje de telas, es preponderante que los niveles de humedad se mantengan bajos, para que no se forme el indeseable moho, para ello el uso de deshumidificadores es esencial para tal propósito. Ahora, también un aspecto importante, es mantener una temperatura y humedad constante, es decir, que la bodega no sufra muchas alteraciones climatológicas en su interior, ya que eso puede resultar en verdad contraproducente para la calidad del hilo almacenado; ¿qué es lo que sucede? A continuación, algunas consecuencias de malas condiciones atmosféricas en el almacenaje de telas.

1.- Una inadecuada temperatura y humedad es capaz de generar en el algodón un aumento en la tensión del hilo, por lo que pierde sus propiedades normales.

2.- La luz solar puede hacer perder fuerza al hilo, por lo que se podría romper con más facilidad.

3.- Una temperatura muy alta en la bodega puede remover el lubricante que posee el hilo de fábrica, haciendo que sus características normales sean deficientes a la hora de que la costura se lleve a cabo.

4.- Igualmente los colores de los hilos se ven afectados, y por ello sus matices se desvanecerán y se presentaría un color amarillento en las telas blancas.

He ahí la importancia de mantener un control en las condiciones térmicas e higrométricas de nuestro negocio. Con la ayuda de humidificadores o deshumidificadores podemos obtener un ambiente interno más favorable para nuestros hilos. Cabe resaltar que la temperatura ideal en el interior deberá ser de 15 °C como mínimo y 25 °C como máximo. La humedad deberá oscilar entre un 40 y un 60 por ciento.

Siempre hay que estar al tanto de estos factores y en la misma manipulación que se le está dando al producto en general. Todos y cada uno de los que trabajen con el hilo, deben estar conscientes que se tienen que extremar precauciones, para una mejor calidad.