La importancia de las instalaciones eléctricas en la construcción

instalacion electricaCómo evitar las descargas eléctricas

El patrimonio de cualquier familia es muy importante, por lo que es fundamental poner mucha atención en la edificación de una vivienda. Cada elemento debe ser planeado y monitoreado con mucha cautela, y solo los expertos en el ramo de la construcción podrán realizar un correcto trabajo.

Según unos datos proporcionados por el INEGI, el 60% de los incendios en casas y departamentos se deben a las fallas que se pueden presentar en las instalaciones eléctricas. Tal vez el problema radique en que no hay una certificación significativa para todos aquellos profesionistas eléctricos que se dediquen a la instalación eléctrica en casas-habitación, solo existe esa certificación para trabajos en instalaciones industriales y comerciales.

Actualmente en la construcción, la mejor prevención para problemas futuros en la instalación eléctrica es hacer un preciso montaje de la misma, que sea moderna, pero sobre todo segura. Un profesional debe estar consciente de eso, por eso la importancia de asesorarse a tiempo.

Hace 25 años o más, se consumía seis veces menos energía eléctrica que en el presente, por lo tanto la demanda de electricidad se tiene que responder con instalaciones seguras y profesionales. Antes de adquirir una vivienda, es trascendental verificar que el constructor cumpla con los reglamentos básicos o normas en el cumplimiento de la seguridad e instalación eléctrica, como el Reglamento de la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, la NOM-001-SEDE-2012 (Norma de Instalaciones Eléctricas), así como el Reglamento de la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica.

Dentro del proyecto de edificación, las instalaciones eléctricas se deben realizar de manera extremadamente minuciosa, para que en un futuro no representen ningún tipo de peligro de incendio o explosión, y solo se logra con la adecuada proyección de obra. Ésta se tiene que hacer por medio de un croquis esquemático de lo que va a ser la casa o edificio, situando los interruptores, enchufes y puntos de luz en los lugares correctos.

Mediante rotuladores se vinculan los distintos tipos de enchufes; como los normales que van en una línea hasta la entrada de la construcción. Los enchufes que requieren de gran potencia, usados para electrodomésticos como lavadoras, hornos, entre otros, tienen que estar unidos con otro color. Posteriormente, todas esas conexiones o líneas se juntarán en la entrada principal o donde se vaya a encontrar el interruptor general con su cuadro eléctrico.

Se recomienda hacer el trazado de cables eléctricos de manera empotrada, para una óptima protección de los cables, ya que si se hace de forma superficial, probablemente la exposición de las conexiones eléctricas no sea segura para cualquier edificio o vivienda.

Por lo regular, en el proyecto de instalación eléctrica, los interruptores se sitúan a 90 centímetros del suelo y los enchufes a 15 centímetros del mismo. Obviamente cada área contará con su número de interruptores, por ejemplo en la cocina se pueden colocar cuatro enchufes y un solo interruptor, para el uso del horno de microondas, lavavajillas, refrigerador, cafetera, entre otros. En las habitaciones con dos enchufes bastaría, uno en la entrada y otro en medio del cuarto.

Como recomendación, hay que cerrar el interruptor general de la edificación antes de manipular la instalación eléctrica, pero todas esas recomendaciones deben ser proporcionadas por el profesional de la construcción que vaya a estar a cargo del proyecto. Entre más profesional y limpio haga el trabajo el constructor, la estabilidadeléctrica del hogar estará garantizada.