La importancia de la ventilación en granjas avícolas

ventilar granjas avicolas El uso del ventilador en actividades agrícolas.

La producción avícola es una actividad agropecuaria de gran importancia para cualquier población. La crianza de aves de corral tales como gallinas, pollos, guajolotes, patos, entre otros, se tienen que hacer en áreas específicas y especiales.

La productividad dependerá de las buenas condiciones ambientales y sanitarias con las que cuente la zona de crianza. Dentro de los parámetros esenciales a considerar para un óptimo entorno es la temperatura, luz, aeración y calidad del aire; todos esos parámetros adquieren una gran importancia, si es que se quiere llegar a cumplir las metas de producción.

La producción de flujo de aire adecuada es lo que determina que los factores ambientales estén debidamente controlados, ya que de ésta se desprenden temas relevantes de temperatura y condiciones bioclimáticas. La calidad y flujo del aire debe ser revisada, ahí radica la importancia de contar con buenos ventiladores y sistemas de aireación, y así se garantizará una óptima producción de huevos en la granja o industria avícola.

Como ya se mencionó, los operadores de la producción tendrán un control adecuado de la temperatura, siempre y cuando los sistemas se los permitan. Algunos estudios han arrojado la existencia de variaciones de temperaturas en complejos grandes de granjas avícolas comerciales, es decir, que no hay una temperatura constante dentro del recinto, y esto es importante para mantener una estabilidad climática interna.

Las gallinas ponedoras en diferentes etapas de sus vidas necesitan forzosamente de temperaturas diferentes. Precisamente es un gran problema el gestionar asertivamente la temperatura y ventilación, y es que los picos de producción varían.

Se pueden observar temperaturas relativamente bajas cuando las gallinas empiezan a poner los huevos, y cuando se alcanza una producción alta, entonces se debe incrementar la temperatura, para finalmente nivelarse. El objetivo a final de cuentas es acercarse lo más posible a la temperatura y producción de viento correcta.

Tipos de aeración a utilizar en las granjas avícolas:

El flujo de aire natural es comúnmente utilizado, aunque sería un error depender solamente de ella porque no se tiene un control sobre las inclemencias climáticas, sobre todo hablando de temperaturas.

La producción de viento por depresión puede resultar algo complicado de manejar, ya que el aire que se va introduciendo por el conducto, tiene que subir su temperatura antes de que llegue de forma directa a las aves, y al evacuar, el aire tiene que pasar por las deyecciones, tratando de que no se extienda el mismo por toda el área.

En cambio la producción de aire por sobrepresión acarrea ventajas tales como una mejor distribución del aire, así como un óptimo control del mismo; ya no se dependerá tanto de los factores ambientales externos. El aire se podrá introducir por medio de conductos y además potenciarlos con ventiladores, calefactores y hasta filtros.

En ese sentido, la elección de ventiladores adecuados toma gran relevancia en este punto, dispositivos que permitan un control del aire y se adapte a los túneles, proporcionando un flujo de aire fresco en temporadas de calor. Es trascendental realizar un diagnóstico y planeación de construcción de conductos, así como prever la cantidad de dispositivos de producción de viento que se vayan a requerir.

En sí no es significativo hacer una comparación para saber cuál equipo es el más caro, sino fijarse en cuál es más funcional y que se logre adecuar al proyecto, dependiendo obviamente de factores climatológicos de la región. Por ello, es aconsejable el asesorarse con profesionales de la ventilación y extracción, y así lograr una correcta gestión de la granja.