La importancia de la humedad en helechos

Uso del humidificador en las plantashumedad en helechos

Los helechos que también son conocidos como “colas de caballo” son plantas vasculares que se desarrollan a través de las esporas. El agua y la humedad son muy importantes para la reproducción de estas plantas, y su floema y xilema son las encargadas de conducir el líquido preciado, así como los minerales necesarios y el alimento.

México posee una gran cantidad de especies de helechos, que van hasta las 1,008 especies. Es normal que esta vegetación se encuentre en zonas húmedas y boscosas; es posible que algunas especies sean capaces de sobrevivir en territorios áridos, pero la gran mayoría necesitan estar en regiones con un alto contenido de humedad.

Recomendaciones para el cuidado de helechos

Como ya se mencionó, los helechos necesitan de abundante agua, solo así sus hermosas hojas resaltarán cualquier decorado del hogar. En un momento de su ciclo reproductivo, estas plantas crean soros (agrupaciones de esporangios que se ubican en las frondas u hojas), cuando aparezcan, es necesario tener un cuidado muy especial con la limpieza del helecho, así como proporcionarle agua de forma constante; de lo contrario, el desprendimiento de las hojas será a muy temprana edad.

Estas teridofitas se pueden mantener con facilidad en los patios de las casas, departamentos u oficinas. Es importante recalcar que los climas extremos son un enemigo natural de estas plantas; es necesario protegerlos del frío y al mismo tiempo salvaguardarlos del calor excesivo. Es aconsejable que tengan un lugar apropiado para crecer, con su adecuada ventilación y sombra. También sería una gran idea que en dicha área se pueda adaptar un humidificador para su óptimo desarrollo, estos dispositivos ayudan a mantener un ambiente fresco y húmedo.

Los helechos se pueden desarrollar de mejor forma en macetas colgantes, ya que éstos crecen hacia todas direcciones; el desarrollo se dará perfectamente y  las hojas tendrán plena libertad, evitándose daños en las mismas.

Para que los helechos se exhiban con el brillo y esplendor que se requiere, es trascendental que la tierra que se use para los riegos cuente con un buen drenaje. El riego debe ser exacto y riguroso, tomando el agua que necesite, que no se sature pero que sea lo suficientemente fuerte para que la tierra se mantenga húmeda.

Las hojas tienen que estar muy bien higienizadas. De forma sencilla se puede pasar un trapo húmedo por sus hojas cuidadosamente, frotando con suavidad, por cada uno de sus bordes. Incluso existen líquidos con fórmulas especiales para la limpieza de esta planta, sería buena idea acudir a una tienda de fertilizantes y saber qué tipo de líquido es el ideal.

La humedad es una parte esencial para el óptimo mantenimiento de las plantas, hay que estar al tanto siempre de las formas y los tiempos de riegos que requieren. Un dispositivo para humidificar puede ser una gran alternativa para la manutención de la saturación que se exige.

Los helechos son hermosos y los adoradores de la vida vegetal no deberían prescindir de contar con al menos una planta de estas características, lamentablemente se tiene la pre-concepción de que son muy difíciles de cuidar, cuando en realidad no es tan complicado. Pueden estar en cualquier clima y ambiente, solo hay que seguir las recomendaciones necesarias.

Los expertos en el tema de la humidificación asesoran de manera asertiva en cuestión de planeación e instalación de aparatos humidificantes, ya sea para interiores o exteriores.