La importancia de asesorarse en la construcción de una alberca

(Actividades sencillas para el cuidado de nuestra piscina)

Uno de los principales aspectos que se piensa cuando se va a construir una alberca, es de cómo mantener un ahorro en el agua utilizada para ésta y al mismo tiempo, aprovechar al máximo el agua con un adecuado mantenimiento utilizando productos especiales para su limpieza y conservación.

mantenimiento alberca 1

¿Sabías que el agua de una alberca puede mantenerse durante todo el año con un buen asesoramiento técnico?

En efecto, el agua de una alberca puede mantenerse por todo un año y durante más tiempo, esto nos ayudara a ser más responsables con el ahorro y algunas veces los dueños de las mismas prescinden de su uso por no contar con un buen asesoramiento y mantenimiento. No hace falta privarse del disfrute de nuestra alberca, lo que debemos de hacer es concientizarnos de su mantenimiento, sobre todo porque utilizamos el elemento indispensable para la vida y que cada día es más escasa.

Qué podemos hacer para su cuidado

Si estamos por instalar una alberca, lo primero que debemos de tener en cuenta es asesorarnos por profesionales, puede que usted tenga una idea y le sea más sencillo realizarla usted mismo para ahorrar en su bolsillo, esto a la larga resultará contraproducente al gastar más agua de la necesaria y dinero por no asesorarnos correctamente, el asesoramiento más que un gasto es una inversión a largo plazo.

La calidad de la construcción de una piscina es vital para el ahorro de agua, un mal levantamiento puede ocasionar fugas, las cuales representan un gasto de agua anual considerable, una fuga que pierda una gota por segundo hará perder 8 metros cúbicos lo que significa 8000 litros en un año. Otro factor de pérdida de agua y que muchos no consideramos es el de salpicaduras al entrar y salir de la alberca. Para resolver este inconveniente es necesario que desde el planteamiento arquitectónico, se diseñe con una instalación de doble canal en el perímetro, este doble canal permitirá recoger el agua de las salpicaduras y regresarla al circuito.

Cubrir nuestra alberca ya sea con una persiana automatizada o manualmente con una manta, haciendo esto reducimos la pérdida de agua por evaporación en un 70%, con esta acción podemos ahorrar al año una considerable cantidad de agua. De igual modo la cubierta nos ayuda a proteger y dar mayor seguridad a nuestros hijos. Con una cubierta también nos facilitamos la limpieza de la alberca además de ahorrar en productos químicos para la limpieza del agua ya que no estará sucia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *