Importancia del mantenimiento del calefactor para el cuidado de su salud

CalefaccionEn este invierno es importante que considere que probablemente tenga que usar su sistema de calefacción por lo que es muy importante darle un mantenimiento y prever algunos aspectos de mal funcionamiento para evitar complicaciones en la salud de quienes habitan el lugar en dónde este estará funcionando.

Existen diferentes tipos de equipos para la calefacción, radiadores de gas o eléctricos, pero ambos pueden producir un cambio en el aire que respiramos y no siempre este es benéfico para la salud.

En este artículo vamos a tratar el tema de los equipos de calefacción a gas. En el caso de los quipos que son para combustión, es muy importante revisar constantemente el quemador y el filtro de respiración del combustible en conjunto del sistema de fotorresistencias, las boquillas y los electrodos.

¿Qué sucede si una de estas piezas se encuentra en mal estado?

Empecemos por el quemador. Si esta pieza del calefactor se encuentra en mal estado puede quemar combustible de más y esto puede producir un exceso de monóxido de carbono, el cual es un veneno absoluto que actúa realmente en poco tiempo.

El peligro del monóxido de carbono en el ambiente causa envenenamiento en la sangre ya que sustituye el oxígeno que esta lleva por todo el cuerpo y en un corto plazo puede producir un paro cerebral.

Los síntomas básicos de este tipo de envenenamiento se confunden frecuentemente con afecciones en las vías respiratorias pensando en que es una simple gripe, la diferencia de esta es que el inicio del envenenamiento produce dolores fuertes de cabeza, nauseas, vértigo, fatiga, problemas de la visión y debilitamiento y descontrol muscular. si llegase a ser una concentración muy alta puede causar incluso pérdida de conocimiento, severos daños cerebrales.

¿Cómo puede usted identificar si su equipo está teniendo problemas de éste tipo?

Si usted percibe que cuando pasa un cierto tiempo, (No es necesario pasar más de 5 minutos, ya que los síntomas son instantáneos) en un espacio dónde se tiene encendida una calefacción y le dan dolores de cabeza o se le irritan los conductos nasales y cuando usted sale de esta habitación cesan estos síntomas, es que el equipo de calefacción está teniendo presencia de monóxido de carbono.

En estas circunstancias es importante dar los primeros pasos, buscar tener una buena ventilación e inmediatamente llamarle a un técnico especializado que revise su equipo.

En algunos caso el quemador puede estar funcionando correctamente, haga que revisen que el paso del combustible sea preciso y el que indica de manera correcta en las especificaciones técnicas del equipo. Pero puede ser que el filtro de respiración del combustible ya esté saturado y por lo tanto está despidiendo ya partículas del combustible quemado al ambiente.

Aún que su sistema de calefacción a gas esté en correcto funcionamiento, le recomendamos tomar atención en la ventilación del recinto, de ser posible utilice ventiladores que ayuden a evacuar y dar movimiento al aire que circula en las habitaciones dónde se hace uso del sistema.

Es también muy recomendable que no cierre todas las ventanas de respiración de aire natural, ya que aún con ventiladores el aire se vicia y en un momento dado por más ventilación artificial que usted tenga, estará respirando poco a poco aire que se va contaminando progresivamente.

En este sentido es muy importante que si va a hacer uso de un sistema a gas, sea previniendo un ventilación adecuada a éste.