Guía práctica para la compra de deshumidificadores

DeshumidificadorEn entradas anteriores se ha tenido la posibilidad de hablar de los beneficios que ofrecen los diferentes tipos de deshumidificadores, sus características generales, sus diferentes usos y aplicaciones.

Los lugares en los que se pueden utilizar, la importancia que tienen en algunos ámbitos específicos y las consecuencias negativas de la humedad que hace necesario el uso de este tipo de equipos en casa, oficinas y espacios públicos.

Sin embargo, un punto sumamente importante que no se ha abordado de manera precisa es el procedimiento y análisis a realizar para poder elegir y comprar el equipo adecuado para las necesidades específicas de cada lugar y sus habitantes, visitantes o usuarios y es por ello que H2O TEK.

Como empresa responsable y comprometida con sus clientes y especialista en este tipo de productos, asume la obligación de presentar una pequeña, pero práctica guía, en formato de preguntas y respuestas, para poder realizar la compra del equipo que mejor satisfaga las necesidades de cada cliente.

¿Qué es un deshumidificador?

Ya se ha hablado en diversas ocasiones de lo que este equipo es, pero nunca está de más reiterar sus funciones y mecanismo de acción.

Es un dispositivo que tiene como finalidad eliminar la humedad presente en el aire de un lugar o entorno. Para lograr esto, el equipo cuenta con un extractor que absorbe el aire del lugar y elimina la humedad de este aire mediante un proceso de condensación dentro de un depósito.

De esta manera, se puede utilizar un equipo de este tipo para regular y mantener el nivel de humedad del aire en un cuarto o edificio entero para que las condiciones ambientales sean las idóneas para las personas y equipos o artefactos que se encuentran en el lugar.

¿Cuál es el mejor equipo para eliminar humedad?

No se puede decir como tal que haya un equipo mejor que otro, pues cada dispositivo tiene diferentes capacidades y está diseñado para satisfacer necesidades específicas, por lo que el mejor equipo es el que satisfaga por completo los requerimientos, exigencias y necesidades del usuario.

¿Cómo elegir el mejor equipo para un lugar específico?

Los deshumidificadores están diseñados con características específicas para ajustarse a necesidades específicas, sin embargo, para el cliente, la elección puede resultar una tarea complicada que requiere tiempo y un buen análisis. Dicho análisis debe estar basado en algunos criterios específicos que se enumeran a continuación.

  1. Tipo de equipo. Hay equipos refrigerantes y desecantes, llamados así por el método que utiliza cada uno para la eliminación de humedad una vez que el aire ha sido absorbido y llevado al depósito.

El equipo refrigerante utiliza un sistema de enfriamiento que provoca condensación y así se separa el agua del aire, el cual se expulsa hacia el entorno una vez que se encuentra a temperatura ambiente. Mientras tanto, el equipo desecante utiliza materiales, como gel de sílice, encargados de eliminar la humedad del aire por medio de una reacción química y después de ello regresan el aire ya seco al entorno.

   Cada equipo ofrece diferentes ventajas a considerar por el usuario.

  1. Tamaño del lugar, cuarto o espacio. Una de las diferencias principales entre los diferentes modelos es la potencia, a mayor potencia, mayor radio de alcance para la deshumidificación del aire.

Para calcular de manera precisa la potencia mínima requerida para cierto espacio, únicamente se requiere conocer el área y volumen del lugar y con estos datos se busca un equipo con la capacidad requerida para dicha área o volumen, lo cual es sencillo, pues la potencia de cada dispositivo se indica precisamente en la cantidad de metros cuadrados y cúbicos que puede abarcar.

  1. Nivel de temperatura y humedad. Este aspecto es fundamental para elegir el tipo de deshumidificador adecuado, pues los dispositivos refrigerantes suelen ser de sumamente efectivos en ambientes con elevados niveles de humedad y temperatura (de 40 grados en adelante), pero deficientes en ambientes con un nivel bajo (inferior a los 15 grados).

Por su parte, los dispositivos desecantes son aptos para habitaciones y espacios con altos y bajos niveles de humedad y temperatura, pero tienen especificaciones muy precisas en cuanto a potencia.

  1. Capacidad de extracción. Este factor suele medirse en litros absorbidos cada 24 horas, sin embargo, el dato puede variar dependiendo de los niveles de temperatura y humedad del lugar, por lo tanto, aunque es un dato que todo fabricante sugiere verificar, en realidad no hay una forma precisa de considerarlo.
  1. Consumo eléctrico. Cada modelo consume una cantidad diferente de energía eléctrica, dependiendo del tipo y su potencia. Por lo general, los deshumidificadores refrigerantes consumen una alrededor de 250 vatios, y los desecantes, 500.

Sin embargo, el consumo es variable, pues ningún equipo está en constante funcionamiento todo el tiempo ni trabaja siempre a su máxima potencia, pero estos niveles de consumo son una buena guía para ello.

  1. Forma de operación. Actualmente hay principalmente dos modos de operación: automático y continuo. El primer modo se caracteriza por contar por un humidistato que controla y regula el encendido y apagado del equipo con base en el nivel de humedad requerido que programa el usuario. El segundo modo implica una constante operación del equipo, sin control ni regulación, excepto la del usuario mismo.

Esta característica depende por completo de las necesidades de comodidad del usuario y un poco de las condiciones del lugar.

  1. Tamaño. Por lo general, si el equipo es para uso doméstico se recomienda un equipo pequeño y de fácil transporte para moverlo de una posición a otra y de una habitación a otra. Si el equipo estará fijo, el tamaño del lugar en el que se instalará debe ser considerado al momento de la elección.
  1. El precio. En toda familia, empresa o negocio hay un presupuesto al que se debe ajustar cada gasto o inversión, por lo tanto es importante considerar el preciso de los dispositivos para elegir el que se adapte mejor a la capacidad económica, siempre y cuando no sea este el primer criterio de elección, y se adquiera un equipo que satisfaga las necesidades del lugar y los usuarios.

¿Es una buena inversión comprar un deshumidificador?

Contar con este tipo de dispositivos puede representar un gran ahorro ya que ofrece ventajas a la salud de los habitantes, visitantes y usuarios del lugar, protege algunas estructuras, muebles y aparatos, favorece algunos procesos de producción, ayuda a mantener un ambiente agradable en un lugar, disminuye el uso de calefacción, entre otras, lo que implica beneficios económicos a corto, mediano y largo plazo, por lo que sí es una buena inversión.

¿El mantenimiento del equipo es costoso?

Los gastos principales que implican los deshumidificadores después de la compra del equipo son el consumo eléctrico, los cambios de filtros (aunque el mercado ya ofrece filtros lavables y reciclables) y limpieza periódica. De estos tres gastos, el más considerable es el de la energía eléctrica, pero no es un gasto enorme, además de ofrecer los beneficios antes mencionados que compensan estos gastos.

En resumen, para poder realizar la compra del equipo adecuado, basta con realizar un breve, pero certero análisis de las necesidades y características del lugar y las características del equipo, siguiendo esta pequeña guía. Así, los puntos principales a considerar son el tipo de equipo, tamaño del lugar, niveles de humedad y temperatura, potencia del equipo, consumo energético y espacio disponible.

Asimismo, otros aspectos menos relevantes, pero importantes, a considerar pueden ser el presupuesto disponible, modo de operación, cantidad de ruido que hace el equipo, los costos de refacciones y mantenimiento, etcétera.

Por último, se puede agregar una consideración más para adquirir el equipo: acudir con una empresa especializada, con variedad de equipos, calidad comprobada y que ofrezca la mejor asesoría sobre el dispositivo. En otras palabras, la consideración final de esta guía para la compra de deshumidificadores es acudir con la mejor empresa en el ramo: H2O TEK.