Energía solar pasiva y uso del boiler solar

Boiler solar

¿Tu calentador actual está viejo y necesitas cambiarlo? Esta es una oportunidad para obtener los beneficios de la energía natural y renovable con un boiler solar, que te traerá un ahorro a largo plazo y te ayudará a crear un entorno más sostenible y amigable con el medio ambiente.

En la vida moderna, tener agua caliente todos los días no es un lujo, es una necesidad, pues además de bañarnos necesitamos lavar ropa delicada, mantener limpios los utensilios de cocina y otras actividades que se nos hacen más cómodas y sencillas con el agua tibia o caliente, cuya adquisición puede ser muy costosa y reflejarse en la factura de gas natural o en los recambios constantes en el tanque de gas.

De acuerdo con datos de una revista de Estados Unidos, anualmente los propietarios de vivienda gastan un promedio de 1,300 dólares al año en la temporada invernal para la calefacción de sus hogares, y mientras más al norte se encuentren, mayor será su gasto en energéticos. Sin embargo, los sistemas de calefacción que utilizan la energía solar pasiva pueden disminuir sus tarifas en energía y contar con el calor que necesitan para dar confort a sus casas y habitaciones.

La energía solar, como su nombre lo indica depende del sol, por lo que muchas personas se preguntan si los calentadores solares funcionan por las noches o en días soleados, creyendo que su rendimiento se verá disminuido en ambas ocasiones. Sin embargo, la mayoría de estos calentadores funcionan gracias a la energía solar pasiva, es decir a los rayos del sol que son enviados a la Tierra diariamente, pues esta recibe la radiación solar aunque el clima de una ciudad no permita que esta energía brinde calor, por ejemplo en los fríos días de invierno donde los días son soleados pero el sol no calienta.

En general un boiler solar cuenta con un tanque térmico, en el que se resguarda la energía solar y cuando se requiere calor, la energía se envía a dicho tanque donde se almacena y el agua caliente para poder disponer de ella en el momento en que deseemos; con el uso de sistemas de paneles solares permite calentar casas enteras por medio de sistemas de calefacción, y ya que el sol siempre brilla, aún en los días más fríos y nublados podemos aprovechar la energía solar, ahorrando en las facturas de energéticos y reduciendo la contaminación.

De acuerdo con estudios sobre la viabilidad del uso de la energía solar térmica, se podría instalar en cada casa mexicana un calentador solar y su rendimiento sería mayor al poder calentar mucha más agua, pues en promedio un calentador doméstico de un metro cuadrado de área de captación puede calentar en promedio 150 litros de agua a 45°C, suficiente para suministrar agua caliente a cinco personas en una vivienda, para usarlas durante el baño, pero también para el lavado de ropa y el uso en cocina.

Gracias al ahorro en energía convencional, la inversión para adquirir un boiler solar puede recuperarse al cabo de un año, y es precisamente este ahorro el que ha provocado el crecimiento del consumo de la energía solar aplicada para las actividades fundamentales en el hogar, e incluso en las industrias donde las centrales termoeléctricas son cada vez más utilizadas, ya que esta energía proveniente del sol puede utilizarse para generar electricidad.

Afortunadamente en los últimos años también han crecido las ofertas en calentadores solares, así como en los colectores de esta energía (que son el principal componente del calentador), lo que ha permitido reducir los costos de inversión; el colector es el dispositivo que extrae la energía del sol y la convierte en energía térmica que puede almacenarse, la instalación de estos dispositivos debe ser realizada por un profesional, ya que esto tendrá un impacto muy importante en el mantenimiento, que es prácticamente innecesario siempre y cuando se instale correctamente, y solo se necesita la limpieza periódica del equipo con un paño húmedo para retirarles el polvo, ya este es su peor enemigo. En lugares donde hay mucha tierra y polvo se recomienda limpiarlos una vez por semana, mientras que donde llueve mucho o no hay tanta tierra basta con limpiarlos una vez al mes para que no se disminuya su eficiencia.

Entre más luz solar llegue a los paneles del colector, mayor será su rendimiento y la cantidad de energía solar que absorberán, por lo que es importante asegurarse de que no haya paredes, árboles u otros objetos que provoquen sombra, especialmente en las horas más calurosas. Usualmente se colocan en una parte alta de la casa para que reciban la luz del sol todo el día, y se colocan sobre una base para que el aire corra a su alrededor para que no absorban el calor del techo o de las paredes, lo que podría reducir su eficiencia.

El almacenamiento de calor puede contener sistemas estacionarios que resguardan energía para utilizarla en las temporadas invernales, en caso de que la orientación del lugar donde se instala no sea la más adecuada durante el invierno; con esto es posible obtener agua caliente en cualquier temporada del año, sin tener que regresar a los medios tradicionales para calentarla.

¿Sabías que el consumo de agua caliente corresponde al tercer gasto en un hogar promedio? Contar con un buen sistema de calentamiento de agua puede aportar un ahorro considerable a los hogares donde se utiliza, no sólo para calentar el agua para bañarse, sino para el uso de albercas, cocina e incluso de las industrias.

En H2OTEK contamos con variedad de modelos de boiler solar a los mejores precios, visita nuestra página web y conócelos.