El uso del baño de vapor para hipertensos

Baño de vaporConsideraciones y precauciones generales en el uso del sauna húmedo.

La hipertensión es un tema serio, muchas personas piensan o tienen la idea de que la alta tensión arterial la sufren solo personas que viven con mucho estrés o con condiciones similares, sin embargo eso no es cierto, ya que la personas más calmada y relajada puede ser afectada por dicha condición.

Obviamente lo importante es tratarla con reconocimiento y tratamiento médico especializado, ya que el riesgo de derrame, afectación en riñones e incluso un infarto es latente.

También existen actividades complementarias que podrían ayudar a tratar o sobrellevar la hipertensión, claro, con la adecuada guía del médico. Estas actividades pueden ser el ejercicio, que al efectuarlo ayudará a disminuir la presión arterial, además de que combate la obesidad y controla el colesterol. Otra actividad es tomar baños de vapor, aunque se recomienda que sea siempre bajo el consentimiento de un profesional de la salud y con indicaciones específicas de preferencia.

Por eso algunas precauciones para estar en sauna húmedo para el hipertenso son:

  1. Como ya sabemos, una sesión de baño turco auxilia a que esas toxinas acumuladas a lo largo de los días o la semana, logren disiparse por medio de nuestros poros abiertos. La presión arterial baja resultante de la terapia nos lleva a una etapa de tranquilidad y relajación, muy importante para el humano. Es cierto que hay que tener cuidado en los tiempos, y es que una prolongada sesión de sauna podría resultar contraproducente para el ritmo cardiaco.
  2. Asimismo hay que estar al pendiente de los efectos que puede tener el tomar un baño de vapor. Cuando una persona que no tiene enfermedades, los efectos del sauna húmedo son normales hasta cierto punto, durante ese tiempo la presión arterial disminuye y cuando la persona sale, se re reestablece dicha presión. Sin embargo, una persona con hipertensión, obviamente presentará la misma reducción, y cuando se termine la sesión, la presión arterial se podría comportar de manera imprevista, aumentando la presión considerablemente, por ello es trascendental que el paciente esté bien asesorado en cuanto al tema y por supuesto, acudir al médico de su confianza.
  3. La importancia de la hidratación. Normalmente, a la gente común que vaya a entrar, se les recomienda que no sea por más de 20 minutos, al menos eso aseguran los expertos en el tópico, y que además es muy importante hidratarse muy bien antes de la sesión, porque es normal que mediante el sudor se pierdan fluidos; se aconseja tomar de 1 a 3 vasos de agua antes de iniciar.
  4. Se puede decir que por lo menos hay dos clases de hipertensos, los que están controlados y los que son inestables. Los primeros (hipertensos controlados), pueden usar el baño de vapor sin que esto resulte un estado negativo posteriormente, obviamente con sus debidos cuidados. Por el contrario, los hipertensos con inestabilidad deben de manera obligatoria acudir y asesorarse con el especialista en cuestión, él tendrá que proporcionar la información para poder controlar los cambios de temperatura tan bruscos que se suscitan en este tipo de recintos.
  5. Relacionado con el punto anterior, es de gran importancia que los hipertensos no controlados al usar le baño sauna sin la aprobación o dirección del médico, pueden sufrir graves consecuencias; se puede elevar la presión sanguínea a niveles incontrolables, y si no sucede durante la aplicación, se podrá presentar después. Esto causará varios problemas como alteraciones en la visión, pérdida de memoria, falla hepática, daño en el corazón, infartos, aneurismas y embolias.

Es inaceptable que la persona con hipertensión ingrese a un sauna húmedo sin el consentimiento del doctor. Es esencial que se revisen todas las opciones de actividades lúdicas para este tipo de pacientes, antes de tomar decisiones apresuradas.

Se recomienda que si usted padece o conoce a alguien cercano que padezca la hipertensión, consulten con el especialista acerca de cómo pueden hacer uso de una terapia de vapor para su mayor beneficio; sin duda es una actividad que beneficia a muchas personas por igual.