El calentador solar en la actualidad

Conseguir agua caliente sin costos excesivos de energía

boiler solarLa utilización de agua caliente para diversos fines ya no necesita de tecnologías sofisticadas que demanden un alto costo de materiales y una utilización de energía desmesurada, que posteriormente se vean reflejadas en la factura del mes.

Un boiler solar es capaz de recibir la radiación directa del sol, en la que de forma práctica almacena y transfiere la energía térmica recibida, y destinarla al uso que le dan las personas. La tecnología de estos dispositivos avanza a pasos agigantados, a tal grado de que se pueden pasar por dos fases:

La primera es sin concentración, porque el colector mantendrá la radiación solar a una intensidad constante calorífica de incidencia; la segunda es con concentración, ya que conforme los rayos solares pasen a través del colector, este aumentará la reacción calorífica de acuerdo a la necesidad de uso.

Las partes esenciales para el funcionamiento del calentador solar son los tubos de vacío por donde pasa el agua, el tanque de acero inoxidable que sirve de almacenamiento del líquido, un tanque auxiliar para el control del ingreso de agua al sistema que por lo regular tiene un grifo con flotador de alta presión. Su posicionamiento lo hace menos necesitado a mantenimientos, por sus patas de acero inoxidable y reforzado con aluminio anodizado.

Algunos modelos cuentan con serpentina de cobre que intercambia calor con el agua que lo rodea, así se mantendrá una presión constante, estando disponible todo el tiempo, sin necesidad de utilizar una bomba de presión. Al igual existen muchos modelos con variedad de tamaños, dependiendo del proyecto; pueden ser para una familia de tres personas hasta para clubes deportivos y edificios.

El boiler solar es ya una realidad en nuestro país, tanto que es un requerimiento obligado para los constructores que precisen de edificar un complejo de viviendas o edificios. Con el tiempo, la adición de un colector solar en el hogar, reflejará el ahorro en el consumo de gas o electricidad, dando como resultado una inversión inmejorable.