Efectos nocivos de un ambiente seco en las obras de arte

(Cómo mantener fresco un museo con el humidificador)

humidificadorUn ambiente muy seco en un museo o galería de arte puede resultar más dañino de lo que se piensa. Por ejemplo, los cuadros son susceptibles a los cambios de temperatura y a la baja humedad, si en la pintura de los cuadros se empieza a notar una palidez o desproporción importante, tal vez es debido a la exposición directa a la luz solar y porque el área donde se exhiben o guardan están muy seca.

La pintura se empieza a descascarillar, con presencia de burbujas; las capas de la pintura en el lienzo se ven afectadas. Por eso se recomienda que el lugar donde se almacenan las preciadas obras de arte se mantengan con una adecuada frescura y ventilación, un dispositivo humidificante puede servir a ese propósito.

La madera es un elemento sensible, que si no es tratada con cuidado sin duda presentará daños significativos en sus propiedades. Los cuadros o esculturas hechos con este material no deben ser guarecidos en ambientes con calefacción, de lo contario la madera producirá grietas indeseadas, que pueden afectar seriamente a las ensambladuras. Lo mejor es mantener el recinto con buenos niveles de humedad.

humidificadorObras y documentos de gran importancia hechos a base de papel y papiros son extremadamente sensibles a las fluctuaciones violentas de la humedad. Si hay hidratación y deshidratación constante, la estructura interna del papel reflejará deterioros considerables. Los textiles también se ven limitados en su movimiento cuando éstos presentan niveles bajos de humedad, siendo la seda el textil más susceptible a dichos cambios. Es importante que el área donde se resguarden estos materiales esté bien acondicionada, con controles de humidificación que permitan un manejo adecuado de la saturación ambiental.

Cuando hay incesantes cambios higroscópicos en el entorno, algún elemento fino como el marfil puede verse afectado, llegando incluso a ser irreversibles dependiendo de la condición. Otros minerales como la terracota, algunas piedras y cerámica se alterarán por ambientes muy secos o húmedos, manchándose considerablemente por las reacciones salinas.

Los museos de cualquier tipo atesoran obras de arte o documentos de relevancias histórica para una sociedad, es por ello que tienen que ser tratados con extrema precaución. Los humidificadores y deshumidificadores son dispositivos importantes que cualquier museo debe de tener, para el buen control de la humedad.