¿Cuáles son los beneficios prácticos y económicos del boiler solar para piscina?

boiler solar

Es impresionante la manera en que la tecnología va evolucionando de manera constante. Hasta no hace mucho, la mayoría de las personas no podíamos tener acceso a cierto tipo de tecnologías como el boiler solar, o cualquier otro dispositivo que funcione mediante la captación de la energía solar. Ahora es una realidad en que los diferentes organismos gubernamentales y el gobierno en general han dado y tiene que seguir dando el paso hacia adelante en la inclusión de ecotecnias para beneficio de la sociedad y del medio ambiente.

En la actualidad hay diferentes tipos de oferta en cuanto a dispositivos de calentamiento solar del agua, que pueden adquirirse en una gran variedad de capacidades, precios y funcionamiento, por lo que se puede decir que está al alcance de casi todos.

Ahora vamos a hablar de los calentadores solares para piscinas, cuyo funcionamiento es más o menos similar a uno convencional. ¿Cómo funcionan? Hablando de aplicaciones residenciales, un captador solar para alberca funciona como cualquier otro, es decir, la energía del sol es recibida por los tubos, y se acumula en el depósito hasta alcanzar una temperatura aproximada de 150 grados Celsius, posteriormente el agua se desembocará en la pileta, hasta llegar a un promedio de temperatura anual de alrededor de los 30 °C.

¿Qué pasa en días nublados? Por lo regular estos son sistemas controlados automáticamente, y al encender lo hará en días donde se pueda aprovechar al máximo la radiación solar, para en la tarde-noche apagarse. Por lo que en días muy nublados, es posible que algunos sistemas no se prendan, sin embargo eso no debería ser preocupante, porque una red captador solar adecuada tendrá una buena cantidad de agua caliente como respaldo, precisamente para contrarrestar esos días nublados y fríos; dicha agua se almacena en la cubierta térmica.

En cuanto a aditamentos y consumo, los mejores dispositivos de captación solar que no precisan de un boiler o caldera para su funcionamiento siempre serán los mejores, ya que estaríamos hablando de sistemas funcionales y eficientes en cuanto al aprovechamiento de la energía solar, además de su practicidad por ir conectado de manera directa con filtros y bombas.

Hay que buscar que a la hora de su instalación, si son varios colectores, que estos estén conectados entre sí y en áreas altas como azoteas, cuyas zonas sean firmes, para aguantar el peso e instalación de los dispositivos. Se supone que un sistema robusto y de buena calidad debe proveer un rango de 25 a 30 grados centígrados de agua al año para la alberca, con un ahorro energético del 100%.

Mantenimiento del calentador solar para alberca

Antes de pasar a ver los puntos del mantenimiento, cabe destacar que es importante limpiar regularmente la cubierta de cristal, con agua y jabón. Ahora sí, veamos los puntos importantes.

1.- Es preponderante checar de manera anual que la base o emplazamiento del calentador solar esté en correctas condiciones, cuidar que los paneles estén bien agarrados de las abrazaderas y tensores. También hay que cuidar que su posición no se desvíe, ya que en México, estos dispositivos tienen que estar siempre orientados al sur y con un ángulo de inclinación adecuado para que el agua de lluvias o descongelamiento por hielo se desvanezca del techo.

2.- Se debe garantizar que el sistema y el termostato funcione durante toda la semana, y por cinco horas al día. Es recomendable que la alberca se cubra durante las noches, para que conserven el calor lo más que se pueda.

3.- Es muy importante estar conscientes de que la bomba del captador se drené de manera adecuada, ya que de no hacerlo, es muy probable que se presenten roturas y filtraciones indeseables en los tubos, y más en invierno que son especialmente vulnerables. La válvula que bloquea tiene que estar cerrada al menos en un 90%.

4.- Con respecto a la piscina, esta debe estar bien mantenida, estando siempre al tanto de su pH, con los correctos niveles de cloro y bien limpia de cualquier suciedad, que en algunos casos podría provenir del mismo calentador, por lo que hay que tener cuidado con eso.