Control de humedad en fabricación de explosivos y municiones

DeshumidificadoresEn los procesos de fabricación de artefactos explosivos como fuegos artificiales, bengalas o municiones, es necesario tener un control estricto sobre los niveles de humedad pues este factor ambiental influye en la acumulación estática que pone en alto riesgo los materiales que se utilizan.

Por esta razón, se recomienda el uso de equipos para control de humedad, como deshumidificadores y humidificadores que permitan crear las condiciones propicias para fabricar los explosivos, sin que ello suponga un riesgo mayor que ocasione la detonación de los artefactos.

Tal y como ocurre en otras industrias, en la fabricación de pirotecnia, municiones y bengalas, la temperatura y humedad de las instalaciones de producción ejercen gran influencia sobre la calidad de los procesos que se lleven a cabo en ellas.

En entradas anteriores ya hemos explicado los principales problemas que se llegan a presentar en el procesamiento de la celulosa para fabricar papel, en la producción de cerveza y vinos y en diferentes procesos textiles ocasionados por un control deficiente de las condiciones ambientales, tanto en los establecimientos de producción como en los almacenes y en los medios de transporte que se emplean para trasladar la materia prima o el producto terminado.

Por lo regular estos problemas afectan la calidad del producto, dificultan los procesos de producción y generan pérdidas de materia prima. Además, en el caso de la industria textil y papelera, cuando el nivel de humedad se encuentra fuera del rango recomendado, se presentan fallas en la maquinaria utilizada, lo que pone en riesgo la seguridad de las personas encargadas de su operación.

En el caso de la pirotecnia, municiones y bengalas, si no se tiene control sobre la temperatura y el nivel de humedad los problemas pueden ser más críticos debido precisamente a la naturaleza de las materias primas que se emplean y de los productos terminados.

Por esta razón es fundamental que las instalaciones cumplan con una serie de características para garantizar la seguridad de las operaciones y que cuenten con equipo especializado para el control de temperatura y humedad, como humidificadores y deshumidificadores.

Ahora bien, para poder controlar las condiciones ambientales es necesario dar seguimiento a las mismas. Para ello se requiere de un termohigrógrafo, aparato que registra de manera automática la temperatura y la humedad relativa de un espacio. Este instrumento de medición cuenta con dos sensores, uno de ellos sensible a la temperatura y el otro a la humedad.

Por un lado, el sensor de temperatura se compone de una placa bimetálica que, por efecto de las variaciones en la temperatura del aire, se dilata o contrae originando un movimiento que se transmite a un brazo, en él cuenta con una pluma que traza sobre una banda de papel la temperatura ambiental.

Mientras tanto, el sensor de humedad consiste en un higrómetro de pelo, es decir, un atado de pelo que por sus propiedades higroscópicas cambia de longitud según las variaciones de humedad. Este sensor también se conecta con un brazo y registra los datos recabados en una banda de papel.

Las bandas de papel en las que se registra la temperatura y humedad están preimpresas con las horas del día, lo que permite darle un seguimiento preciso a las condiciones ambientales y actuar de inmediato en caso de que las medidas se encuentren fuera del rango recomendable.

La importancia del control de humedad y temperatura durante la fabricación de explosivos radica en que, si el nivel de humedad relativa se encuentra por debajo del 55%, se acumula estática en las instalaciones, la que puede producir cargas eléctricas por fricción y detonar las explosiones de fuegos artificiales, bengalas y municiones.

La humedad tiene la propiedad de actuar como conductor si se mantiene en los niveles recomendados y disipa todas las cargas eléctricas que representen un alto riesgo para los materiales combustibles con los que se trabaja y por tanto, para el personal encargado de su manipulación.

Por otra parte, si el entorno presenta humedad excesiva los materiales se dañan y sus propiedades combustibles se ven reducidas por lo que la calidad del producto se ve afectada.

Los equipos de control de humedad que se empleen en esta industria pueden ser tanto directos como de conducto y deben ser a prueba de explosión para garantizar la seguridad.

Los equipos más recomendados son los que funcionan por aire comprimido y agua, ya que no contienen elementos eléctricos para calefacción, a diferencia de los que funcionan por vapor, por lo que además de brindar un control estricto sobre la humedad, reducen los riesgos por el contacto de materiales y productos terminados con fuentes de calor.

El control de humedad en fabricación de explosivos y municiones contribuye a crear un lugar de trabajo más seguro y permite que las operaciones continúen sin riesgo, incluso en los días más secos del año.

Además, los costos de compra e instalación de equipos de control de humedad se devuelven por el ahorro de horas de trabajo perdidas, materia prima y productos terminados dañados, son equipos que requieren de un bajo mantenimiento y bajo consumo energético, lo que permite reducir los costos operativos al tiempo que se mejora el control de humedad.

En H2OTEK contamos con equipos humidificadores y deshumidificadores para el control de humedad. Si deseas recibir información detallada sobre los productos que ponemos a tu disposición o solicitar asesoría especializada en la elección del equipo que se adapte mejor a tus necesidades contáctanos, con gusto te atenderemos.