Construcción: la tecnología aplicada a las casas prefabricadas

Construccion ILa construcción ha sido a lo largo de la historia una de las actividades más comunes del ser humano y al mismo tiempo una necesidad, pues toda persona requiere de un lugar, un edificio o casa donde pueda realizar varias de sus principales actividades, tanto personales y familiares, como laborales y profesionales.

No obstante, con el paso del tiempo, encontrar un lugar para llevar a cabo un proyecto que implica construir un edificio de cualquier tipo es cada vez más difícil debido a la enorme población mundial actual.

Pero más difícil es poder llevar a cabo un proyecto que ofrezca un resultado completamente favorable, funcional, efectivo, estético y cómodo para el usuario final, pues muchos materiales se encuentran en desuso, otros son muy caros o muy contaminantes y algunos poco prácticos en su manejo.

Y es precisamente por lo anterior que este sector ha trabajado desde hace muchos años en la búsqueda de nuevas alternativas para llevar a cabo proyectos arquitectónicos y poder construir casas, edificios, monumentos.

Plazas y demás edificaciones que no solo cumplan con su objetivo primario, sino que también reduzcan los costos del proyecto, ofrezcan resistencia, calidad y durabilidad, impliquen un ahorro de tiempo, dinero y esfuerzo y, sobre todo, sean proyectos completamente amigables con el medio ambiente.

Y una de las más grandes, innovadoras y efectivas respuestas que se ha tenido en este aspecto, específicamente en el sector residencial, es la creación, comercialización y uso de las casas prefabricadas, un concepto que ha ido evolucionando constantemente en muchos de sus aspectos y características desde que surgió la idea.

Los avances en la ciencia, la tecnología y las disciplinas profesionales de la construcción, arquitectura e ingeniería, por supuesto, han sido pilares fundamentales para este desarrollo y crecimiento tan grande en el área y han sido el principal impulso que ha tenido el sector para mejorar y perfeccionar el concepto.

Así, la tecnología ha realizado una enorme contribución, por lo que en la actualidad es completamente posible y hasta normal comprar diferentes tipos y estilos de casas prefabricadas, edificaciones con precios sumamente competitivos, al alcance de muchos, con medidas, servicios, comodidades y características con las que cuenta cualquier otro tipo de vivienda y beneficios ambientales y económicos que otras alternativas no pueden ofrecer por su naturaleza.

Los avances en el sector han sido tan grandes que incluso ya hay profesionales del área que se basan en los modelos y virtudes de las casas prefabricadas para el diseño, desarrollo y edificación de viviendas tradicionales.

Todo esto resulta sumamente atractivo, sin embargo, a partir de esto surge una duda fundamental: ¿cuál es la influencia y aportación de la tecnología en este tipo de viviendas?

Desde su nacimiento a mediados del siglo XX, las casas prefabricadas tuvieron una excelente bienvenida por parte de los usuarios, clientes y el público en general, sin embargo, como era de esperarse, al ser un producto nuevo, recién diseñado y lanzado al mercado, los diferentes modelos y diseños de viviendas no estuvieron libres de errores, al contrario, era fácil encontrar defectos en las casas.

Por fortuna, la demanda fue tan grande y en aumento notable que la necesidad de mejorar el concepto y el producto fue imposible de ignorar, por lo que se recurrió a la tecnología para lograr llevar a cabo las mejoras requeridas.

Así como sucede en la construcción tradicional y sus proyectos, se realizaron diseños, planos y evaluaciones para identificar cuáles eran los mejores materiales para la fabricación del producto, el número de habitaciones, la ubicación, la estructura, las ventajas y comodidades que ofrecía, el tamaño, su resistencia a las condiciones climáticas y otros elementos presentes en el entorno.

Así, materiales como madera, vidrio y metal fueron los primeros en ser utilizados para la fabricación de estas casas. Sin embargo, la tecnología contribuyó bastante al desarrollar diferentes tipos de materiales, igual de funcionales y resistentes que los tradicionales, pero con un mayor grado de atractivo estético, mucho más ligeros, más fáciles de manejar e incluso con características que el metal la madera e incluso el concreto no podían ofrecer.

Por supuesto, el avance de la tecnología industrial fue una gran ventaja ya que gracias a estos avances, la fabricación de casas prefabricadas en masa o en serie fue posible, lo que implicó que los costos de producción y el tiempo de trabajo se redujeran de manera considerable.

Asimismo, el avance de la tecnología en el ámbito informático y de diseño fue también fundamental para el sector de la construcción en general, incluida la fabricación de casas prefabricadas, pues la tecnología digital permitió a los profesionales del área llevar a cabo diseños cada vez más modernos, complejos y sofisticados tanto en el aspecto arquitectónico, como en el estético, además de permitir utilizar diferentes tipos de materiales y tecnología para la elaboración de estas viviendas.

Y, desde luego, uno de los primeros beneficios que se obtuvieron al hacer uso de la tecnología fue que se logró hacer de esta alternativa una opción cómoda, segura y rentable, ya que gracias a los avances en el diseño y los materiales utilizados.

Se consiguió aprovechar al máximo todo el espacio interior de estas edificaciones sin que esto pudiese debilitar la estructura o implicar un desperfecto, al contrario, las casas prefabricadas han sido cada vez más fuertes, estables y duraderas, a pesar de la ligereza y flexibilidad de muchos de los materiales que las conforman.

Finalmente, el avance tecnológico ha permitido que estas edificaciones cuenten con todos los servicios básicos que una persona o familia requiere como energía eléctrica, suministro de agua caliente y fría, gas y sistemas de comunicación.

En la actualidad incluso ya es posible encontrar casas prefabricadas que utilizan paneles solares para la generación de energía, calentadores solares, filtros de agua y otros elementos funcionales que muchos pensarían difíciles de implementar en estas viviendas.

En resumen, las casas prefabricadas son una opción de vivienda real para cualquier persona hoy en día, pues son fabricadas con todas las características, cualidades y virtudes requeridas por una casa y están equipadas con todo lo necesario para ofrecer una vida hogareña, cómoda y de calidad.

Además, por sus materiales y proceso general de fabricación, son una alternativa con precios asequibles para cualquier persona, lo que hace de esta alternativa una solución a considerar para los problemas actuales de vivienda.

En conclusión, todo esto, sumado a la innovación y modernidad tecnológica, da como resultado algo más que casas prefabricadas económicas, ofrece una alternativa real y efectiva para obtener una vivienda de calidad y que puede ser llamada hogar por sus habitantes.

Y es por ello que las casas prefabricadas son en la actualidad la alternativa ideal en el sector de la construcción para ofrecer una buena vivienda a quien está en busca de ella.