Construcción de piscina ideal para centros deportivos, centros de recreación y clubes

Qué hacer para evitar accidentes y ahogamientos

Como cualquier actividad deportiva, en la natación hay que tener cuidados específicos, sobre todo para los más pequeños que practican esta disciplina. Es importante que los centros de recreación o clubes deportivos estén siempre conscientes de las medidas de seguridad para la natación.

construccion El ahogamiento se puede definir como un problema respiratorio, en este caso específico, causado por inmersión o sumersión en un estado líquido. Durante la infancia, el ahogamiento por sumersión en agua, es una de las causas más comunes de muerte en niños y adolescentes. De acuerdo a estadísticas del INEGI en el sistema de defunciones, se registraron 143 muertes en menores de 1 año por motivos de ahogamiento o sumersión accidental; asimismo, 1,815 niños que comprendían la edad de 1 a 4 años, fallecieron por estas mismas causas; todos estos datos en el período entre 2005 y 2010. 6,860 niños menores de 15 años se han ahogado y perecido durante esos años.

Causas comunes por accidentes en piscinas, tanto públicas como privadas:

  • Mal cuidado de los padres, es decir, los papás están distraídos y por eso no son conscientes de la seguridad.
  • El no usar chaleco salvavidas es otra causa.
  • No implementar vallas de seguridad.
  • Cuidar la temperatura del agua, un agua muy fría podría ocasionar una repentina hipotermia y por consecuencia, el ahogamiento
  • Meterse al agua justo después de tomar los alimentos.
  • Deficiente cuidado de los profesores de natación.

contruccionLa construcción de una piscina en un centro deportivo debe estar perfectamente planeada y diseñada. Es recomendable establecer barreras o vallas de seguridad que permitan un bloqueo en el acceso a la alberca para los niños, cuando no hay supervisión de los padres o cuidadores. Una alberca debe incluir medidas de profundidad específicas, para cada área y promedio de edad. Para bebés con menos de un año o dos, lo mejor es establecer una pileta con no más de 30 cm de profundidad, así se podrán recrear sin ningún problema, claro con el adecuado cuidado de los padres de familia; y para niños más grandes, una alberca con medidas en un rango de 0.80 metros a no más de 1.2 metros, es la alberca ideal para niños en pleno crecimiento, y por consecuencia, se convierte en un área muy útil para jugar con los pequeños.

Es importante que estas medidas de profundidad o lo más parecido a ellas, sean planeadas dentro de un proyecto de instalación tanto en albercas públicas como privadas, ya que de acuerdo a la CIE (Clasificación de Internacional de Enfermedades), alrededor de un 10% de estos lamentables accidentes por ahogamiento suceden en piscinas particulares en todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *