CONSTRUCCIÓN: CÓMO HACER UNA AZOTEA VERDE PARTE I

Construccion-h2otekLos proyectos de construcción que actualmente están cobrando cada vez más popularidad son aquellos que implementan azoteas verdes. Esto se debe principalmente a que con el crecimiento de los espacios urbanizados, la tala desmedida ha acabado no sólo con el entorno en que vivían diferentes especies animales, sino también ha puesto en riesgo la salud de las personas y ha ocasionado un fuerte impacto en el medio ambiente, generando daños irreversibles. Con las azoteas verdes se busca justamente mitigar el daño ocasionado por el crecimiento de las ciudades, oxigenando el ambiente y aprovechando un espacio que anteriormente no se utilizaba, para hacer de las áreas urbanas lugares mucho más agradables que incluso pueden convertirse en refugios de algunas especies animales.

Las ventajas de las azoteas verdes no se limitan a las que acabamos de mencionar, de hecho existe una larga lista de beneficios que aportan tanto arquitectónica como psicológicamente y gracias a esto muchas personas han decidido instalar una en sus hogares. Estos beneficios han arrojado resultados tangibles y a nivel mundial los proyectos de construcción contemplan desde su planeación la instalación de una azotea verde, por lo que los diseños de edificios más modernos están en gran medida basados en las necesidades y exigencias de mantener un espacio verde en el que crezcan desde enredaderas, arbustos y pequeños árboles, hasta hortalizas, generando así una alternativa de producción para consumo humano particular o incluso hasta para su comercialización.

Si estás pensando unirte a esta iniciativa de enverdecer la ciudad y contrarrestar los daños causados por  la urbanización es necesario que tomes en cuenta algunos puntos antes de instalar una azotea verde en casa y en H2OTEK te decimos cuáles son. En primer lugar es importante que identifiquemos dos tipos diferentes de azoteas verdes, por un lado se encuentran las azoteas verdes directas, que son aquellas en que la vegetación se extiende por encima de la estructura arquitectónica y para la que es necesario instalar un sistema de drenado, y por otro lado están las azoteas verdes indirectas, en las que las plantas se colocan en macetas y cualquier tipo de recipientes y que requieren menos inversión para su construcción.

Debido a los requerimientos para su instalación, a lo vistosas que resultan y a que requieren de menor cuidado por el tipo de plantas que se eligen, las azoteas verdes directas son mucho más comunes  en edificios de empresas y grandes condominios, mientras que las azoteas verdes indirectas son mayormente instaladas en viviendas particulares, ya que no se requieren hacer cambios en la estructura del edificio y a que por los cuidados que demandan pueden ser una excelente terapia ocupacional y relajante para quienes deciden ponerlas en su techo. Para hacer tu azotea verde en casa debes seguir los siguientes pasos:

Diseña tu azotea.

Sabemos que una azotea verde se coloca en el techo de la vivienda y aunque puedes aprovechar todo el espacio con el que cuentas, es importante que planees cómo vas a distribuir las plantas. Para esto te recomendamos que identifiques por dónde sale y entra el sol y si hay algunos elementos que den sombra en algún momento del día. Esto te ayudará a ubicar las plantas en el lugar adecuado y en caso de que sea necesario (si el sol durante todo el día es muy intenso) techar alguna parte o construir un pequeño invernadero para protección de las plantas.

En este punto también piensa cómo quieres que se vea tu azotea, pues es una parte más de la casa y pasarás algún tiempo en ella, así que lo mejor es que sea un lugar agradable. No olvides que también tienes que poder tener acceso a las macetas y contar con espacio suficiente para poder moverte y hacer los trabajos de jardinería que se necesiten. Te recomendamos que dibujes un plano.

Impermeabiliza el espacio.

Antes de colocar cualquier maceta en la azotea es de suma importancia que impermeabilices bien el techo para evitar que la humedad se filtre por los muros. De ser necesario, haz las reparaciones pertinentes y elige siempre un impermeabilizante de buena calidad, los impermeabilizantes cementosos suelen ser la mejor opción.

Elige las plantas y macetas.

En esta parte no sólo tu gusto y el diseño que planeaste son importantes, sino también el tipo de plantas que puedes tener según la región en la que vivas. Existe una amplia variedad de plantas que puedes tener en una azotea, pero tienen que ser resistentes a estar expuestas a la lluvia, el calor o el sol intenso, dependiendo de las condiciones del lugar donde te encuentres. En próximas entradas hablaremos sobre los tipos de plantas que puedes poner en tu azotea.

En cuanto a las macetas, te sugerimos que no te limites a los recipientes de plástico o cerámica que son tradicionalmente macetas: puedes usar también llantas, cajas de madera, botes de plástico, trastes de cocina que ya no uses, entre otros. Recuerda que tienen que tener orificios para el drenado de agua y que para evitar estancamientos deberás colocarlos sobre un soporte y no directamente en el piso de la azotea. Para esto puedes fabricar tus propios soportes de madera o metal, usar piedritas, ladrillos, corcholatas, entre otros, o bien, utilizar mesitas o bases para macetas que encuentras en diferentes comercios.

Es importante mencionar que una vez que hayas impermeabilizado tu techo puedes ir haciendo crecer poco a poco tu azotea verde llevando plantas ya desarrolladas, o bien, sembrando semillas y cuidarlas desde su germinación hasta madurez. Si no tienes conocimiento de cómo hacerlo, no te preocupes, en H2OTEK próximamente compartiremos algunos consejos para la conservación y cuidado de las plantas en una azotea verde.