Conociendo las famosas saunas finlandesas

baño de vaporBienvenido una vez más al sitio web de H2O TEK, tu empresa comercializadora líder en el mercado. Con sede en México y países centroamericanos, abarcamos, a cabalidad, la más amplia demanda de artículos hidráulicos y servicios especializados.

En la entrada del día de hoy hablaremos sobre la sauna en Finlandia, muy famosa por ser desde este sitio donde tiene su origen y desde donde comienza su expansión a muchas otras partes del mundo.

En otras entradas del sitio hemos hablado ya de la importancia de la sauna como elemento que nos aporta energía renovada, la cual, nos ayuda a su vez a poder empezar y culminar el día de la mejor manera.

Ahora bien, en esta ocasión queremos abordar un tipo específico de sauna, así es, hablaremos del tipo finlandesa, entendiendo que éste estilo es, de acuerdo a la historia, el original, y de allí se crean los múltiples modelos que hoy día conocemos.

Tomemos en cuenta que hablamos de que las saunas tienen su origen en esta zona debido a que por 5.1 millones de personas que la habitan existen al aproximadamente 1.7 millones de éste maravilloso espacio de relajación, lo que quiere decir que hay por cada tres habitantes hay una sauna. Podemos pensar entonces en que los finlandeses son las personas más serenas del mundo.

La historia de la sauna Finlandesa

En Europa, a finales del siglo XIX, la habitualidad de tomar una sauna finlandesa se esparcía por toda la demarcación. La estructura de entonces de estos aditamentos no dista mucho de como la conocemos actualmente: estructura de madera en donde los asistentes se posan, y después se relajan con el vapor que surge luego de colocar cantos calientes sobre la estufa.

La sauna de este estilo al ser tan antiguo su uso, contiene todo un conjunto de tradición no habitual para los occidentales, puesto que de donde tiene su origen, sumergirse en una sauna es básicamente llevar pureza al alma. Aunque antiguamente la conseguir purificar el alma era tan necesario y habitual que se bastaban con pequeñas estufas para calentar grandes cantidades de rocas, y en conjunto, los congregados se situaban alrededor para aspirar y depurarse.

Durante el siglo V al VIII se empleaban las saunas de madera, las cuales eran una especie de cabaña con una sola pieza, la cual se calentaba por dentro gracias al fuego y el humo que se producía.

Volviendo a las costumbres, en Finlandia, como mencionamos, la sauna era más un ritual sagrado y por ello el sitio donde se llevaba a cabo también debía ser sumamente sagrado, y aunque la mayor parte de estas piezas de madera se instalaban en los patios de las casas, luego de arribado el siglo XX se comienzan a edificar a las orillas de los lagos y ríos por ser estos elementos naturales que conectan con la espiritualidad.

La sauna es tan importante para los fineses porque están acostumbrados desde pequeños a llevarla a cabo, asimismo, se asocia a la higiene y la salud, la paz y placeres de la vida. En la limpieza, por ejemplo, la sauna provee una higiene a profundidad cada semana.

La salud juega un papel fundamental para los habitantes de Finlandia, incluso tienen un famoso dicho que dice “el mal es mortal si no se cura con sauna, alquitrán y aguardiente”, y este dicho se lleva a cabo debido a que siempre que las personas se sienten mal acuden a las propiedades curativas de la sauna, y es que este tipo de baño cura las articulaciones, devolviendo la vitalidad deseada al cuerpo.

La sauna finlandesa es básicamente como cualquier otro tipo de sauna, sin embargo, es una tradición milenaria para los fineses, por lo que muchos de éstos siguen ciertos pasos estrictos para poder tomar un baño sauna.

Primeramente, la madera que calienta el cuarto se quema en el interior de una estufa, posteriormente la puerta se sella luego de que la madera se haya quemado, para lo que el humo se fuga, permitiendo que las brasas mantengan caliente la habitación.

Todas las saunas tienen piedras a las que se vierte agua para tenerlas continuamente húmedas, de modo que el sentimiento de calor sea constante y por ende la sudoración. Antes de comenzar la sesión, quien desee adentrarse en la sauna, debe despojarse de las prendas de vestir, luego dar una ducha rápida para despejar los poros de todo el cuerpo.

Las personas pueden estar en la sauna el tiempo que les plazca, siempre y cuando la frecuencia de visita no supere las tres veces por día. Si los baños se encuentran cerca de un río o lago, es ideal sumergirse en estos por un periodo, de no estar cerca de algún nacimiento de agua, lo ideal es tomar una ducha para estabilizar la temperatura del cuerpo una vez fuera del cuarto sauna.

Hay que tomar en cuenta seriamente que de no estabilizarla temperatura del cuerpo luego del sauna, el cuerpo puede tener sudoraciones prolongadas que podrán ocasionar padecimientos como la gripe, por ello es que no es aconsejable pasar de un ambiente caliente a uno frío de manera tajante, por tal es que se recomienda tomar un espacio de adaptación.

Un último dato es el no cubrir el cuerpo con ropas, sobre todo si éstas están elaboradas a base de plásticos o materiales sintéticos impermeables, pues estos elementos impiden la transpiración. Recuerda que si eres una persona que suele tener insomnio, procura no hacer este tipo de baño antes de dormir.

Conoce nuestra página web y conoce más a detalle de los productos y servicios que ofrecemos. ¡H2O TEK es la opción para ti!