CÓMO MEJORAR LA SALUD GENERAL DE TU CUERPO CON HIDROTERAPIA Y OTRAS TÉCNICAS

calentadores de agua

Seguramente has escuchado que métodos como la sana nutrición, el ejercicio constante, la hidroterapia con su respectivo calentador de agua y la meditación, pueden hacer maravillas por tu cuerpo. Pues no sólo eso, sino que pueden asistirte en el mantenimiento de este excelente estado físico y mental. En este artículos ahondaremos un poco más en ello. ¡No te pierdas ni una palabra!

Tu cuerpo es tu templo. Tú decides cómo manejarlo. Piensa en él como si fuera tu propiedad más valiosa, la única que tienes. Así que no eches en saco roto los siguientes consejos para conservarlo en excelentes condiciones. Como un templo, tienes que invertir tiempo y cuidados para que luzca siempre hermoso y para que se sienta cómodo y en paz.

Si últimamente no te has estado sintiendo bien (últimamente desde el último par de años también cuenta), entonces quizás sea momento de cambiar tus hábitos y dedicarle un poco de atención a tu ser. Empecemos por lo que puede hacer la diferencia:

Tu mente es tu arma más poderosa. No es nada del otro mundo. En realidad, la mente puede cambiar cualquier tipo de padecimiento que tengas. Tu mente y tu cuerpo están tan íntimamente conectados, que si prestas sólo un poco de atención, verás que no estamos mintiendo. Por ejemplo ¿qué parte de cuerpo se siente mal o pesada cuando te enojas o entristeces? A algunas personas les duele la cabeza, otras sienten una presión en el pecho y algunas más incluso llegan a desarrollar problemas más pesados si la mente se encuentra en constante presión. El trabajo o los problemas en el hogar por lo general provocan esto.

De hecho, en el actual dos mil diesiciete no es nada extraño encontrar personas con serios problemas de depresión y ansiedad que han afectado parte de su cuerpo también y han desarrollado desde la más pequeña afectación de salud como tics nerviosos (reacciones no controladas en el cuerpo) hasta cánceres altamente agresivos. ¡Pero no tiene por qué ser así!

Pon en práctica la meditación y la correcta respiración. Puedes empezar por algunos minutos durante el día, en el momento en que es más probable que puedas silenciar tus pensamientos. Siéntate derecho, relaja los músculos, cierra los ojos. Entonces pon especial atención a tu respiración. Inhala tranquilamente, cuenta hasta siete segundos y exhala también con tranquilidad. Concentra tu atención en la parte del cuerpo que te adolece y piensa que en realidad, te sientes muy bien, que nunca habías funcionado mejor. Repítelo todos los días, en la mañana y en la noche. Y durante el día piensa que te sientes increíble.

Por otra parte, el agua tiene efectos de sanación también en el cuerpo. Es tan lógico como recordar que estamos conformados por un setenta por ciento o más de este líquido, tanto nosotros los seres humanos como nuestro planeta que nos alberga. Entonces es sólo natural que de la misma manera podamos encontrar en el agua los elementos que pueden ayudarnos a sanar.

Utiliza la hidroterapia para aminorar dolores musculares y óseos. Desarrolla la siguiente técnica: date baños de agua fría, lo más fría que puedas, en la regadera. Y después, en una tina de baño vierte agua previamente calentada por un calentador de agua como los que nosotros tenemos entre nuestros productos. Realiza estiramientos y movimientos suaves. Entre más caliente el agua, mejor. Sólo no extiendas tus límites porque puedes llegar a quemarte. Siente cuál es el nivel que más soportas. Alterna los baños. De hecho es también efectivo utilizar ambas temperaturas en la regadera, utilizando tu respectivo calentador de agua, pero si requieres ejercicios, una tina de baño es ideal.

No olvides una sana alimentación y el ejercicio. Como último punto, sí, queremos corroborar que tu mala salud puede ser modificada si ingieres los alimentos adecuados y te pones en movimiento con constancia y empeño. Para la alimentación no es necesario que te prives de comer, o que todo el tiempo estés sólo consumiendo verduras. En realidad es mucho más sencillo que eso. El secreto es balancear los alimentos de manera que siempre estés satisfecho y con energía. Además, el ejercicio ayuda muchísimo a que mantengas tu figura y te sientas feliz. Recordemos que si te sientes feliz, las probabilidades de desarrollar enfermades disminuyen.

Para el ejercicio siempre puedes optar por elegir el que más te agrade a ti. Si no eres muy fanático de los deportes en equipo, elije una rutina de gimnasio o la natación. O bien, si lo que te gusta es retarte cada vez más, quizás el crossfit sea una buena decisión. Lo mejor de estas actividades es que además aprendes y desarrollas habilidades. Puedes bailar y también salir a correr de vez en cuando. O bien puedes hacer karate y por otro lado asistir a una clase de acondicionamiento físico. Mientras te estés divirtiendo, realmente no importa cuánto bajes o subas de peso. Y tu cuerpo y tu mente reflejarán este cambio sin lugar a dudas.

Pon en práctica estas simples soluciones y verás cómo sí es posible revertir los efectos de los vicios, lesiones o malos pensamientos que han causado estragos en tu cuerpo. Quizás no lo notes así al principio, pero con el tiempo verás que es más sencillo y eficiente que muchas medicinas y remedios extravangantes. Además recuerdas que tenemos otros productos que pueden ayudarte como humificadores y nebulizadores.