Cómo evitar o erradicar la legionella en mi boiler solar (Primera parte)

Boiler solarNuestro calentador puede estar muy susceptible a ciertos factores que bajan la calidad del funcionamiento del mismo, sabiendo que hasta el sistema más robusto puede ser propenso a cierto tipo de contaminación.

Por ello, desde un inicio cuando vayamos a instalar nuestro sistema solar para el calentamiento del agua, nos debemos asegurar de seguir adecuadamente las instrucciones de producto o si se puede, asesorarnos de un profesional del tema, para que no haya una deficiencia al realizar la instalación, que pueda poner en riesgo la operación del dispositivo o que se vaya a descomponer.

Sin embargo hay otro tema importante que puede poner en riesgo la calidad del agua que usamos, la legionella, que es un grupo de bacterias parecidas a los bacilos, capaces de asentarse y sobrevivir en el agua a temperaturas superiores a los 35 grados Celsius.

Curiosamente expertos aseguran que las instalaciones sencillas son las que menos probabilidades tienen de desarrollar legionella, que por el contrario, sistemas que poseen un acumulador y circuitos de retorno son los más propensos a la conjunción y dispersión de la misma.

Acciones para frenar la proliferación en mi sistema de agua caliente sanitaria

  1. Evitar en la medida de lo posible aquellos dispositivos que cuenten con acumuladores que no ofrezcan la retención de altas temperaturas de agua.
  2. Asegurarnos de que la temperatura del agua en los mismos acumuladores no baje de los 60 grados Celsius.
  3. Por lo regular, los circuitos de retorno producen un determinado volumen de agua, que de no ser mantenida a una temperatura e higiene necesaria, la aparición de bacterias será una realidad.
  4. Toda la conjunción sistemática de colector solar, más tuberías, más las salidas como grifos y regaderas, son potencialmente productoras de legionella, por lo que es trascendental revisar todos estos elementos de manera periódica, para darles el mantenimiento adecuado.
  5. Es muy importante estar al tanto de nuestro sistema de acumulación, es decir, es obvio que cuando el acumulador con el agua caliente se dispersa para dar el agua, se llene de nuevo con agua fría, esta convección forma una estratificación de agua templada, que es más que suficiente para que se forme la legionella. Una opción es la instalación de deflectores en las cercanías de las salidas de agua fría, para que anule tal efecto y mantenga el agua caliente y constante, aunque hay que saber que no es una garantía del todo. Asimismo es esencial que la purgación de lodos se sitúe en el centro del fondo inferior, y es que el agua entra de manera lateral por la parte baja del depósito.

De acuerdo a ciertas normas de higiene y calidad, debe existir un control más preponderante de la aparición de legionella en estos sitios: hospitales, balnearios, geriátricos, asilos, hoteles, lugares turísticos, clubes deportivos, entre otros.

El período de higienización en sistemas de agua caliente como calentadores solares en dichos lugares va de trimestral a semestral, según sea el caso.

Se pueden tomar muestras de agua para revisar la contaminación por legionella en la misma, para esto, es necesario tomar dichas muestras en tres puntos importantes: en los depósitos, red de distribución y de ser posible, y si hay un caso de legionelosis, entonces tomar la muestra en los grifos y regaderas cerca del enfermo.

Para sustraerlas se tendrá que usar envases estériles, con un litro de agua será suficiente. Así se podrá medir si hay cantidades de legionella importantes y ejecutar una acción de limpieza; por lo general se usan neutralizantes biocidas.

En la segunda parte del artículo mencionaremos la limpieza y desinfección que se precisa en un programa de mantenimiento para contrarrestar el desarrollo de la legionella en nuestro boiler solar u otro sistema.