Cómo emprender un negocio de baño de vapor o spa (segunda parte)

baño de vaporEn el artículo anterior: “Cómo emprender un negocio de baño de vapor o spa (primera parte)”, vimos las generalidades que se requieren para empezar en tal negocio, ahora veremos cómo emplazar de la mejor manera un recinto de este tipo.

Para construir un sauna húmedo se van a requerir de ciertos elementos, que en teoría no son difíciles de conseguir y de armar, sin embargo también dependerá mucho la ubicación y las medidas del área en cuestión; las bases son las mismas, el estilo y el diseño es lo que puede diferenciar un recinto de vapor al de otro. Se tienen que seguir una serie de pasos para la instalación de una sauna húmeda.

  1. Elegir área de construcción. Como ya hemos mencionado anteriormente, este es un paso importante. Debemos escoger un lugar que cuente con redes eléctricas y tuberías de agua adecuadas, que siempre suministren tales elementos tan importantes.
  2. Asimismo tendremos que colocar otras líneas que vayamos a necesitar, como las de gas o de la misma electricidad. Esto puede representar un trabajo algo delicado para personas que no están acostumbradas a este tipo de instalaciones, por lo que se aconseja que mejor esto lo haga el trabajador de confianza.
  3. Decidir qué tipo de baño de vapor será. Si lo que queremos es que el recinto funcione mediante infrarrojos, entonces debemos asegurarnos de que las líneas de electricidad funcionen de manera correcta, además de que la energía sea la suficiente para abastecer una aplicación de infrarrojos. Por otra parte, se puede optar por otorgar el vapor por medio de rocas o piedras de lava, si ese es el caso, entonces sería buena idea el colocar un horno en el centro de la cámara, para que se vierta el agua en las rocas. Asimismo la utilización de generadores de vapor es una gran opción, ya que éstos son capaces de proporcionar el vaho que se precise en el momento de aplicar las sesiones de baño húmedo.
  4. Ahora pasaremos a instalar la estructuración interna, esta debe estar constituida de manera muy sencilla, con tablones de madera, ligeras pero a la vez muy resistentes. Es trascendental tener en cuenta que la ventilación es muy importante, por ello se recomienda altamente dejar tres puntos de aireación, tanto en el techo, suelo y en el área de la generación de vapor.
  5. Las barreras de vapor son elementos que nos van a ayudar a retener el calor y la humedad que se necesita para las terapias; se aconseja su colocación en todos los muros internos del recinto, así como pisos y techos. Asimismo lo mejor sería aislar el marco interior con una fibra de vidrio, para más duración.
  6. Afuera del marco interno, se puede construir un muro exterior simple, de no más de 30 centímetros. Para la implementación del techo, la baldosa es una gran opción debido a sus propiedades, aunque como ya mencionamos, puede ser de otro tipo de madera.
  7. En caso de requerir la red de calefacción, esta deberá ser colocada por un experto en el tema; recuerda que hay que dejar un buen espacio para el generador de vapor o el calentador central de la sauna.
  8. Es aconsejable que la primera capa del piso sea de mosaicos de cerámica, ya que se podrá acumular de mejor manera la humedad.
  9. Por otro lado, la segunda capa del piso tendrán que ser de tablones de madera sueltos, esto por practicidad a la hora de limpiar los mosaicos dentro del mantenimiento del baño de vapor.
  10. Ahora viene la instalación del generador de vapor o calentador central.
  11. Posteriormente vienen los demás aditamentos, como bancas, ventanas, decoraciones y demás elementos que se requieran.

Como puntos adicionales, expertos aseguran que el cedro es una clase de madera idónea para los recintos de vapor, ya que sus propiedades impiden una expansión o contracción excesiva de la misma madera en condiciones como tal.

Igualmente es esencial verificar con las autoridades los permisos o requerimientos que se precisan para la instalación de un local como tal, aunque sea uno casero. Y como última advertencia, tenemos que decir que el mantenimiento es de gran importancia, y la limpieza de pisos, muros y techos, así como de los sistemas de calefacción o de generación de vapor.