Cómo emprender un negocio de baño de vapor o spa (primera parte)

baño de vaporLa sauna húmeda es un tópico del que se habla mucho en la actualidad, sobre todo porque está muy ligado al tema del spa. Es una realidad que la gente busque este tipo de lugares para satisfacer sus deseos en cuanto a relajación y descanso. Un baño de vapor ofrece beneficios para nuestro cuerpo, desde simple alivio del estrés diario, hasta desintoxicación.

En artículos anteriores hemos visto lo que comúnmente compone un recinto de vapor como tal, así como ciertas recomendaciones para hacer una terapia a base de vapor de manera más efectiva, ya sea en un spa o de forma casera. Ahora, si se quiere poner un negocio como tal, y contamos con un monto importante de inversión o apoyo gubernamental, solo hay que seguir una serie de recomendaciones para que no tengamos problemas a la hora de emplazar o ejecutar un proyecto así.

Puntos a considerar para realizar un plan de negocio de sauna o baño de vapor

  1. Lo primero que tenemos que tener claro, es la idea de negocio, es decir, qué es lo que se va a ofrecer como servicio y las bondades o beneficios de tal negocio para los potenciales clientes. ¿Qué es lo que se va a querer emprender, una sauna o un spa completo?
  2. Identificar a los interesados. Es trascendental primero saber quiénes son los que van a emprender el negocio, los patrocinadores, el jefe o director de proyecto y lo más importante, asesorarse e incluso juntar a personas que sean expertas en el tema de spas, fisioterapia, gimnasios o baños de vapor.
  3. Asimismo se debe tener el área donde se planea poner el negocio, siempre teniendo en cuenta los requisitos que establece el gobierno. Desde antes de concebir el lugar, es muy importante haber hecho un estudio de mercado, para conocer las implicaciones y saber si realmente es factible poner en marcha un spa o una sauna. Extendiendo, como recomendación, una zona urbana activa de trabajo podría ser una gran opción, considerando que los posibles clientes son profesionistas que tienen que laborar jornadas laborales enteras.
  4. Revisar este rubro es esencial para entender el entorno en el cual se va a incursionar. Es normal que el negocio que se emprenda vaya a tener competencia, directa o indirecta. ¿Cuál es la competencia directa? Pues los mismos spas, baños turcos, saunas, centros de salud y belleza. ¿Y la indirecta? Los gimnasios, los masajistas, balnearios, entre otros. Por ello es aconsejable ir más allá, y ofrecer un plus o un añadido en tu servicio.
  5. Cuestiones legales y burocráticos. En esencia, el poner un spa o baño de vapor como negocio no debería ser muy diferente a los requerimientos que cualquier otra empresa necesita demostrar, aunque en definitiva, los requisitos en cuestión de sanidad es más obligatoria para un lugar como éste, por lo tanto, es trascendental informarse acerca de las reglamentaciones y leyes con las que cuenta su ciudad en cuestión.

Es una realidad que este tipo de lugares se necesite cada vez más como un espacio para terapias de relajación y cuidados, o como simple recreación para las personas que viven con un estrés cada vez más crónico. Sin embargo emprender una empresa como tal precisa de cuidar todos los detalles para que no resulte en un fracaso.

Aquí un resumen de una inversión inicial:

  • Su inversión o costo dependerá en la ubicación urbana estratégica y los metros cuadrados que se necesiten, es natural que si se trata de un spa, el espacio requerido será más amplio y por consiguiente más costoso, y si es solamente cabinas de vapor, no lo será tanto.
  • Cabinas de vapor, regaderas, baños, mesas de masaje, saunas, generadores de vapor, entre otros.
  • La publicidad es muy importante, sobre todo en la etapa de iniciación y crecimiento del negocio; se requerirá inversión en folletería, sitio web, redes sociales, entre otros.
  • Equipo de cómputo. Para sistematizar aquellas tareas de cobros y facturación.
  • Si es un complejo grande como spa, muy probablemente se requieran de especialistas en el campo.

En nuestro siguiente artículo hablaremos de cómo se podría construir una sauna húmeda.