Cómo cultivar y hacer crecer una planta Anthurium

HumidificadoresLa importancia de la humedad y temperatura para su óptimo crecimiento.

Ya hemos recalcado en anteriores artículos que la humedad es un factor preponderante para el óptimo crecimiento de las plantas, además de otros elementos como la luz solar, agua, tierra, temperatura estable, entre otros.

Cada factor es elemental y obviamente dependerá del tipo de planta y las fases de su crecimiento. Por ejemplo, el agua es vital desde la germinación hasta la fase de crecimiento de los tallos, flores, hojas y frutos. Asimismo el abono y la luz ultravioleta son imprescindibles.

Ya cuando ha madurado por completo, el uso de fertilizantes es obligado para que el fruto alcance su clímax de crecimiento, incluso está demostrado que cierto tipo de música estimula a las plantas a su consolidación como tal y es que en definitiva, son organismos vivos como nosotros los humanos o animales mismos.

El anthurium o anturio es un tipo de planta tropical, más comúnmente proveniente de zonas de centro y sur américa; apenas descubiertas en regiones costarricenses y que por su gran belleza, las personas las han adquirido como un elemento decorativo para sus jardines y salas, y éstas precisan de muchos cuidados.

Esta planta sin duda es muy elegante, que iría muy bien en cualquier repisa o mesa de la sala, sus características brillantes y su color púrpura atrae la atención de todos, por su intensidad y estructura. Además puede acomodarse fácilmente en una maceta que mida 9 centímetros, o hasta los 16 centímetros.

Lo más importante que hay que saber en cuanto a su cultivo, es que necesita de condiciones extremas para desarrollarse de la mejor manera, es decir, mucha humedad, altas temperaturas, suelos suaves y muchos nutrientes. Se tiene que evitar a toda costa los vientos que circulen en su zona de cultivo, así como la exposición directa a los rayos uv.

Como lo mencionamos antes, la Anthurium al provenir de climas tropicales como Costa Rica o Colombia, necesita temperaturas que tengan un rango de 23 a 25 grados centígrados, y siempre rodeado de humedad (por lo menos un 70%), por ello el uso de pulverizadores o humidificadores es esencial para el proceso de cultivo de la planta.

Incluso en invierno es vital que se cuide la temperatura y mantenerla alta, y que por nada baje de los 15 grados Celsius, ya que el cultivo podría verse en peligro. El sustrato que se le tiene que administrar debe poseer una gran cantidad de sustancia orgánica y pon un pH que sea de 5 o 6.

Cuando la Anthurium se ponga en maceta, se debe suministrar un riego abundante, pero sin exagerar, y sobre todo tener cuidado de que la maceta no se sumerja en agua, de lo contrario las raíces se pueden pudrir.

Cuando se riega constantemente la maceta con la planta (por lo menos una vez en la mañana y una vez en la tarde), se producirá una evaporación importante que recibirá toda la planta, ya que el agua entra en contacto directo con la cálida temperatura. Si no hay suficiente calor, entonces se puede recurrir a una calefacción para que caliente el entorno, para templar el clima y que el efecto sirva.

Los fertilizantes que necesita deben contener los siguientes elementos, todo o por lo menos la mayoría: fósforo, potasio, nitrógeno, magnesio, manganeso, zinc, hierro, cobre, molibdeno. Éstos son la base para el óptimo y equilibrado crecimiento.

Para favorecer y mantener lo más posible las épocas de floración, es necesario que se cuente con una temperatura constante de entre 21 y 27 grados Celsius y una humedad del 70%, en ese sentido un dispositivo humidificante sería una gran opción.

Hay que tener cuidado con las enfermedades que puede sufrir la Anthurium como las hojas amarillentas, la nula floración por falta de fertilizante, manchas indeseables en las hojas o tallo, así como la proliferación de pequeños insectos de color blanco por toda la estructura de la planta.

Hay que tener mucho cuidado con eso para mantenerla en buen estado, y podrías ser otro tema a tratar en artículos posteriores, sobre todo para saber los remedios y evitar tales plagas.