Calentadores para invernadero

Calentadores H2otekLos invernaderos son construcciones que permiten tener un control sobre las condiciones climáticas en su interior para poder reproducir diferentes tipos de especies vegetales.

Gracias a este tipo de estructuras es que las plantas que se cultivan en su interior alcanzan un desarrollo óptimo, pues con el control de la temperatura y humedad se recrean las condiciones bajo las que crecerían en un entorno natural.

Existen diferentes tipos de invernaderos que se distinguen entre sí por los materiales con que están construidos, por su diseño y por el uso que se les da. Los hay desde para uso casero, tipo ventana de tamaño pequeño y para proteger a las plantas en las épocas de frío, hasta los que se utilizan para la reproducción extensiva de plantas y hortalizas para su comercialización.

Sin embargo, es necesario que todos cuenten con ciertas características que harán posible que las semillas que albergan germinen, alcancen su máximo desarrollo y las plantas se mantengan sanas.

El primer punto es el material con que se construyen, que si bien puede ser plástico o vidrio, se caracteriza por ser un material traslúcido para aprovechar la radiación solar. En esta época en la que nos enfrentamos al cambio climático seguramente has escuchado hablar del llamado “efecto invernadero”, bien, pues básicamente un invernadero para cultivo funciona bajo esos principios.

En el efecto invernadero la radiación térmica produce un aumento en la temperatura de la superficie de la tierra debido a que los rayos infrarrojos producto de la radiación solar, son absorbidos por gases como el metano, dióxido de carbono, el ozono y los óxidos de nitrógeno, entre otros, que se encuentran en la atmósfera y los irradian de regreso a la superficie. Es decir, crean una especie de rebote de energía que es el responsable del incremento de la temperatura.

Dentro de un invernadero, la radiación solar pasa a través de la cubierta de plástico o cristal y al calentar el interior libera radiación infrarroja que queda atrapada y produce un calentamiento mayor. En este punto es importante mencionar que las propiedades del material con que se construya el invernadero deben permitir la entrada de la radiación solar y ser resistentes a la radiación térmica, es decir, a la radiación de los rayos infrarrojos de baja frecuencia, de lo contrario la temperatura en el interior no se elevará.

La segunda característica de un invernadero es la ventilación. Los invernaderos necesitan que el aire fluya para mantener un nivel de temperatura y humedad equilibrado en el interior. Además la ventilación permite que las plantas puedan realizar el proceso de fotosíntesis que, como es bien sabido, requiere de dióxido de carbono y si no permitiéramos la circulación de aire en el invernadero, los niveles de dióxido de carbono serían muy bajos.

La ventilación en un invernadero puede ser natural, con ventanas o puertas, o activa, que incluye la instalación de sistemas de ventilación para tener un mejor control sobre las condiciones climáticas al interior. El nivel de humedad relativa, es decir, la cantidad de humedad que contiene el aire en comparación con la máxima que puede contener a la misma temperatura, es otro elemento que debe regularse en un invernadero.

Para medir los niveles de humedad se utiliza un higrómetro y en caso de que haya un exceso se puede nivelar con una buena ventilación o incrementando la temperatura, mientras que si los niveles son bajos, con un mayor riego o con el control de la iluminación se puede regular al nivel óptimo. En este punto tocamos otro factor importante que es la iluminación.

Como ya mencionamos, los materiales con que se construyen los invernaderos son traslúcidos, sin embargo, en las temporadas de calor o en cultivos muy sensibles a la luz puede resultar necesario disminuir la luminosidad. Para ello se pueden emplear diferentes tipos de materiales como mallas o plásticos negros.

Cuando los invernaderos están construidos con un material idóneo y cuentan con la ventilación necesaria, los niveles de humedad, iluminación y temperatura se pueden controlar perfectamente, pero en las temporadas de frío puede ser necesario tomar ciertas medidas adicionales. El frío sin lugar a dudas puede ser un enemigo para muchas especies vegetales, por lo que es importante que en las temporadas más frías del año se tenga especial cuidado en el control de la temperatura en el invernadero y puede ser necesario el uso calentadores que ayuden a climatizar el interior.

La temperatura de un invernadero en la temporada fría se puede mantener empleando pantallas térmicas o bien, sistemas de calentadores que funcionen por agua o aire caliente. Los sistemas de aire funcionan por convección de calor y se pueden instalar dentro del invernadero o en el exterior y tienen la ventaja de que pueden cumplir la función de un sistema de ventilación, sin embargo, no se caracterizan por distribuir el calor de manera uniforme.

Por otro lado, los sistemas de agua caliente funcionan por conducción y se instalan en tuberías, ya sea a nivel del cultivo, en zoclos o a nivel subterráneo. Estos sistemas elevan la temperatura de manera uniforme pero la mayor desventaja que presentan es que pueden implicar un mayor costo y requieren de una bomba para hacer fluir el agua por las tuberías.

Para seleccionar el sistema de calefacción más apropiado para cada invernadero es necesario considerar el tipo de cultivos que alberga, pues a partir de esto se determina la temperatura máxima y mínima que puede soportar las plantas y la temperatura ideal para que alcancen un buen desarrollo. Asimismo, según la ubicación geográfica del invernadero, la temperatura durante diferentes temporadas del año y a distintas horas del día varía notablemente y puede resultar necesario mantener los calentadores o los sistemas de ventilación encendidos durante la noche, por ejemplo.

En futuras entradas hablaremos más sobre las características de los invernaderos y recomendaciones para su climatización. Recuerda que en H2OTEK contamos con ventiladores, calentadores y sistemas de calefacción especiales para invernaderos. Te invitamos a consultar nuestro catálogo en línea y a ponerte en contacto con nosotros si tienes alguna duda, en H2OTEK con gusto te brindaremos la información que estás buscando.