Calentadores de paso: consideraciones para su compra

calentadores de aguaLos calentadores de paso han sido, desde su aparición, una alternativa ideal en casas y edificios para tener un adecuado y constante suministro de agua caliente.

No obstante, el paso del tiempo y el avance de la tecnología han propiciado la evolución de los equipos, mejorado sus funciones y los han hecho más específicos para satisfacer necesidades muy puntuales, lo que resulta en una gran ventaja para los usuarios, pero al mismo tiempo implica que la elección del equipo es mucho más complicada.

El problema de la elección puede ser incluso más difícil si no se tiene suficiente información sobre los diferentes equipos, razón por la que H2O TEK considera necesario ofrecer la información mínima básica necesaria para que cada cliente tenga una idea más amplia del funcionamiento y las características generales de este tipo de equipos y así pueda tomar una decisión de manera más sencilla.

A pesar de los constantes avances en la ciencia y la tecnología, de las implementaciones e innovaciones que se agregan al diseño y fabricación de los equipos para calentar agua y la gran cantidad de modelos disponibles en el mercado, en realidad hay únicamente dos principales tipos de calentador de paso: de recuperación rápida e instantáneos.

Pero a pesar de sus diferencias, ambos tipos tienen características generales en común: ambos funcionan con gas, sus medidas están entre los 50 y 80 cm, generan una gran llama para calentar el intercambiador y el agua que pasa por este, ninguno utiliza piloto, son automáticos y tienen una eficiencia de energía térmica del 85%.

En conjunto, sus características hacen que estos equipos sean ideales para satisfacer las necesidades de agua caliente en el hogar y al mismo tiempo ahorrar energía. Las características restantes de los equipos recuperación rápida o instantáneos los diferencian entre sí y pueden ser consideradas para realizar la elección de uno u otro equipo, según las necesidades del usuario. Estas características particulares son las siguientes:

Tipo de equipo.

Un equipo de recuperación rápida tiene un tanque o depósito en el que se almacena el agua después de que esta pasa por los tubos del intercambiador, los cuales han sido previamente calentados por una llama, lo que implica que el periodo para calentar el agua es realmente corto y esta se puede almacenar por un tiempo.

Un equipo instantáneo, por su parte, no cuenta con depósito, el agua se calienta de manera instantánea al momento de circular a través del serpentín y, por obvias razones, no es posible almacenar el agua caliente.

Capacidad.

Los dispositivos de recuperación rápida tienen una capacidad determinada según el modelo y tamaño, la cual se mide en litro por minuto (l/min), capacidad que depende de la presión del agua y de la altura de la ciudad.

Los calentadores de paso instantáneos, por el contrario, tiene la capacidad de suministrar agua caliente de manera ilimitada gracias a su estructura y principalmente a su método de calentamiento.

Respecto a esta característica, la recomendación es elegir el calentador considerando el número de servicios que se requieren en el hogar cada día, el número de habitantes y sus hábitos y necesidades.

Conexión eléctrica y tipo de gas.

Los dos tipos de equipo funcionan con gas, pero cada modelo funciona con un tipo específico de gas, que puede ser puede gas LP (licuado propano) o gas natural. Desde luego, este aspecto puede ser determinante para la elección.

Pues la mayoría de casas tienen un sistema de gas ya instalado por lo que el equipo debe adecuarse a dicho sistema y tipo de gas que se utiliza, a menos que el usuario esté dispuesto a cambiar la instalación y tipo de suministro de gas.

Asimismo, es importante considerar que la mayoría de equipos disponibles en el mercado requieren de una conexión eléctrica para el funcionamiento de sus controles y tableros, conexión que requiere un amperaje o voltaje muy preciso, pues de lo contrario el equipo podría resultar dañado.

Clima (potencia del equipo).

El clima de la región es un factor que debe ser considerado para la elección de equipo, pues este influye en la temperatura del agua, en consecuencia, la potencia requerida en el equipo para calentar el líquido puede ser mayor o menor.

Por lo tanto, es necesario considerar el promedio de temperatura máxima y mínima de la región en todas las estaciones del año para poder realizar la compra del equipo con el rango adecuado de potencia.

Tipo de regaderas.

Por extraño e intrascendente que puede parecer, es importante que las regaderas de ducha, lavabo y fregadero cumplan con ciertas características para facilitar la tarea del calentador.

Para equipos de recuperación rápida se sugiere el uso de regaderas de monomando con capacidad de hasta 9 l/min, mientras las regaderas no monomandos con capacidad menor a 7 l/min son más recomendables para los calentadores de paso instantáneos.

Espacio.

El dispositivo debe contar con espacio suficiente para poder ser montado e instalado. Desde luego, se debe considerar también el espacio para la tubería de gas y la conexión eléctrica, tanto al momento de la instalación como para futuras modificaciones, además de considerar que la distancia entre el equipo y las áreas donde se distribuirá el agua caliente no debe ser mayor a 5m, de lo contrario, el agua podría enfriarse en el trayecto.

Precio.

Es necesario tener en cuenta que este tipo de calentador es más caro que otros, pero la inversión es muy rentable debido al ahorro energético. Los precios son variados y dependen del modelo, tamaño, capacidad, potencia, número y tipo de funciones, entre otras características.

El presupuesto es siempre un punto a considerar, pero no debe ser el factor determinante para realizar la elección.

En general, el cliente debe considerar y entender lo mejor posible todas las ventajas y desventajas que cada tipo y modelo de equipo ofrece, además de considerar las características específicas del lugar donde se requiere la instalación.

Así como las necesidades particulares de los habitantes de la casa, pues un modelo puede ser funcional y recomendable para un sitio, pero prácticamente inservible en otro, por ello es grande la importancia de tener asesoría adecuada por parte del vendedor y la persona que realizará la instalación.

La elección del equipo adecuado, en conclusión, depende de un correcto análisis de las características de la casa, las necesidades y requerimientos del usuario y las características del equipo. Lo anterior implica que no hay un dispositivo mejor que otro, sino equipos ideales para satisfacer ciertas necesidades y adaptarse a ciertas condiciones.

H2O TEK ofrece, por todo lo anterior, la información más completa y la mejor asesoría para que el cliente pueda tomar la mejor decisión y elegir el equipo adecuado, además de contar con el catálogo más amplio, que incluye calentadores de paso de diferentes tamaños, tipos y modelos, para cualquier tipo de casa y para satisfacer diferentes necesidades, lo que demuestra una vez más que esta empresa es una de las líderes en el mercado del agua caliente.