Calentadores de agua y el medio ambiente

calentador de aguaLa concientización de la importancia del cuidado del medio ambiente ha llevado a los especialistas en diferentes ámbitos a desarrollar investigaciones para crear medios que permitan la obtención de energía y recursos para satisfacer las demandas de la población mundial, sin que estos medios supongan un fuerte impacto medioambiental.

La creación de paneles solares y el continuo perfeccionamiento de las celdas que los componen, así como los sistemas para la conversión de la energía solar que captan para su conversión en energía eléctrica o bien, el aprovechamiento de la radiación solar en forma de energía térmica en tecnologías implementadas en calentadores de agua, son los que más impulso han recibido durante los últimos años.

Esto se debe principalmente a que la energía solar es una fuente de energía que está a la mano de todas las personas de manera completamente gratuita y a que los materiales empleados para la fabricación de celdas solares térmicas y fotovoltaicas resultan bastante económicos.

Con lo anterior, la creación de sistemas diseñados especialmente para el aprovechamiento de la energía eléctrica en nuestros días no supone una inversión únicamente costeable por un sector bastante reducido de la población y actualmente resulta accesible para un mayor número de personas.

La ventaja de que un sistema solar, ya sea fotovoltaico o bien,  térmico e implementado en calentadores de agua, pueda estar al alcance de más personas en todo el mundo se ve reflejado en la disminución de contaminantes emitidos a la atmósfera.

Como es sabido, para la generación de electricidad por otros medios se emplean procesos que representan el uso de muchos recursos y una gran cantidad de energía, sin mencionar que requieren infraestructura que resulta invasiva en diferentes ecosistemas y que emiten contaminantes tanto al suelo como al agua y a la atmósfera.

Lo mismo ocurre con la obtención del gas necesario para alimentar los calentadores de agua convencionales que, al operar por combustión, continúan emitiendo importantes cantidades de contaminantes al medio ambiente. Por todo esto, si un sector más amplio de la población tiene acceso a sistemas solares, el uso de tecnologías que resultan nocivas con el medio ambiente disminuirá notablemente.

Es un hecho que el precio de los sistemas solares ha bajado bastante en los últimos años, además estos equipos al ser alimentados por una fuente de energía que es gratuita y al requerir un mantenimiento mínimo, no suponen un gasto periódico de ningún tipo, sin embargo, la inversión inicial que se tiene que hacer para su compra e instalación es un gasto importante que puede ser un impedimento para que muchas personas adopten este tipo de tecnología en su hogar.

Con esto en mente, hoy en día existen una serie de facilidades que algunas instituciones ofrecen para facilitar la adquisición de un sistema solar, como opciones de financiamiento o incentivos fiscales como la anulación del pago de impuestos por la compra de equipos diseñados para el aprovechamiento de las llamadas energías verdes.

Hablando específicamente de lo que ocurre en México, el Gobierno Federal ofrece, a través de la Ley de Impuesto Sobre la Renta en el artículo 34 fracción XIII, un incentivo fiscal que consiste en la reducción total de los impuestos aplicables sobre la compra de maquinaria y equipo diseñado para captar, generar y transformar energías renovables, ya sea la solar, la eólica, o bien, la hidráulica, geotérmica y la marítima.

La condición general para la aplicación de este incentivo es que la maquinaria y equipo se mantengan en operación durante al menos los primeros 5 años inmediatos después de que se haya aplicado la deducción de impuestos por su compra, en caso contrario se debe cubrir el monto correspondiente al impuesto aplicable.

La ventaja de este tipo de incentivos es que la inversión inicial que se tiene que hacer para la instalación de un sistema solar se reduce bastante, por lo que resulta más accesible el cambio de un sistema convencional por uno amigable con el medio ambiente.

Otra facilidad que se puede encontrar es la interconexión de los sistemas fotovoltaicos con las redes de la Comisión Federal de Electricidad. Esto permite reducir el monto que se tiene que pagar de manera bimestral por los servicios de electricidad prestados por la Comisión llegando incluso a poder eliminarse completamente el pago, dependiendo de la cantidad de energía producida por el sistema solar instalado.

Además, existen otras facilidades para la implementación de tecnologías verdes, como la que ofrece el INFONAVIT, otorgando un monto adicional al crédito para adquirir una vivienda si se planea comprar una propiedad que esté equipada con ecotecnologías, es decir, con sistemas que facilitan el ahorro inteligente de energía y el aprovechamiento de fuentes energéticas alternativas a las convencionales, como los sistemas solares fotovoltaicos, los calentadores de agua solares y los generadores eólicos, entre otras opciones como el uso de focos ahorradores, por ejemplo.

Como puede notarse, el aprovechamiento de energías renovables, como la solar, tiene muchas ventajas tanto para el medio ambiente como para el bolsillo de quienes deciden cambiar un sistema tradicional por uno moderno, sustentable y con bajas o nulas emisiones de contaminantes al medio ambiente.

Pues significa el ahorro en el pago periódico de gas, electricidad y mantenimiento para conservar en buen estado los equipos e instalaciones. Te invitamos a que investigues el tipo de facilidades que puedes disfrutar en tu localidad para la adquisición y operación de este tipo de tecnologías que resultan una excelente inversión a mediano y largo plazo.