Afecciones de las vías respiratorias por el cambio climático

baño de vaporEl baño de vapor para desintoxicar el organismo.

Es bien sabido que hay muchos factores que afectan nuestra salud en distintos niveles, como la contaminación y los cambios bruscos de clima, ambos factores vienen ligados con el tema del cambio climático. Es normal que en la actualidad todas estas alteraciones nos afecten y hasta lleguen a modificar nuestro estilo de vida. Solo hay que tomar las medidas necesarias para que nuestro organismo no se vea dañado.

No hacer caso a lis síntomas o dejar pasar mucho tiempo las enfermedades respiratorias puede resultar muy peligroso, está claro que las personas que no se atienden inmediatamente son más susceptibles a que una gripa pueda evolucionar a una neumonía.

Es importante que para enfrentar los cambios climáticos reforcemos nuestro sistema inmune, por medio del consumo de ciertos alimentos y ciertos cuidados, incluso está demostrado que tomar un baño de vapor después de los quehaceres diarios ayuda a desintoxicar las vías respiratorias.

Las afecciones respiratorias ya no son exclusivas de las temporadas invernales, aunque sí se presentan de manera recurrente, aun así está claro que somos vulnerables a estas enfermedades en cualquier estación del año, eso se debe a que el cambio climático ocasiona variaciones atmosféricas o meteorológicas en todo el mundo.

Un día puede estar muy soleado, con un calor intenso e inmediatamente al anochecer se puede presentar una lluvia con una disminución del clima considerable, todas estas alteraciones nos ocasionan mucho daño, sobre todo si nuestro cuerpo no está bien protegido, inmunológicamente hablando.

Los niños y personas de la tercera edad sin duda son unos de los grupos más vulnerables a los cambios bruscos de clima, llegando a incrementarse aún más si padecen algún tipo de alergias. Además del resfriado común y la gripe, hay que tener mucho cuidado con enfermedades como rinofaringitis y amigdalitis.

La primera lleva aproximadamente una semana de recuperación y de complicarse podría afectar mucho a los bronquios, generando bronquitis; la segunda causa malestares agudos en la garganta y  dificultad en la degustación de bebidas y alimentos, hay que tener mucho cuidado con los agentes alergénicos.

Otros consejos preventivos que pueden ofrecer los otorrinolaringólogos es el evitar la exposición a la tierra y el polvo, mantener el cuerpo a una temperatura templada, ni frío ni caliente, en épocas de frío recurrir a un gorro para la cabeza.

Asimismo aconsejan no dormir a un costado de las ventanas, ya que el cuerpo se enfriaría más rápidamente con el transcurrir de la noche. También es bueno ducharse con agua tibia y es importante no estar expuestos al humo del cigarro, vehicular y de leña. Igualmente recalcan que una dieta balanceada es preponderante para mantener las defensas fuertes en nuestro sistema.

Alternar el baño de vapor con agua fría:

Darse baños alternados de vapor caliente con agua fría podría ser muy buena idea, sería una manera de reforzar nuestro sistema inmune. Esto puede hacerse mediante un ritual simple ya que lo podemos hacer en nuestro mismo baño.

Al entrar a la ducha normal, podemos dejar que salga el agua caliente, asegurándonos de que nuestra puerta esté bien cerrada, ya una vez que nos despojemos de nuestras prendas, podremos empezar a sentir el vaho caliente, dándonos una sensación de bienestar.

Posteriormente abrimos la cortina de nuestra regadera y ajustamos la temperatura, de tal manera que quede no muy caliente, después de 30 segundos, empezamos a abrir el grifo del agua fría, para que el agua se tibie poco a poco hasta que alcance una temperatura más o menos fría, sin llegar a ser gélida, duramos otros 30 segundos. Luego cerramos la llave de agua fría hasta que se caliente nuevamente, nos salimos de la regadera hasta que se empiece a generar vapor nuevamente y repetimos la operación.

Alternando estos baños por lo menos cada tres días ayudará a nuestro sistema a ser más fuerte frente a los cambios de clima, porque lo estamos acostumbrando de buena manera a que se ajuste a dichas alteraciones de temperatura que suelen presentarse en cualquier época del año.