Accesibilidad en la adquisición de tecnologías solares y tipos de equipos

Boiler solarDe acuerdo a datos de Greenpeace, en México por lo menos el 90% de  la energía que se produce sigue siendo a través de los combustibles fósiles como el petróleo y gas natural, aunque esa tendencia esté cambiando poco a poco, la realidad es que todavía estamos en una fase muy primaria en cuanto a energías alternas.

Hay empresarios que todavía no son conscientes o no se quieren dar cuenta que existen otras fuentes de producción renovable, que a lo mejor en cuestión de inversión pareciera ser costoso al principio, pero que sin duda en el mediano y largo plazo serán lo más rentables.

Todas las fuentes alternas como biomasa, energía eólica, solar, nopal, entre otras, deben empezar a usarse de manera frecuente, por lo menos para los procesos más básicos en el hogar o la industria misma.

Precisamente el boiler solar es una gran opción para tal efecto, ya que este mismo dispositivo ha venido evolucionando y mejorando con el pasar de los años. Por ejemplo, cuando salió en un principio, solamente se podía pensar en aplicaciones comerciales o industriales, debido a sus altos costos de inversión y por supuesto en mantenimiento.

Sin embargo eso ha venido cambiando drásticamente, a tal grado que ya es más factible adquirir uno, por sus diversos modelos y marcas, es decir, la apertura de mercado ha tomado gran relevancia en ese aspecto; incluso el mismo Infonavit ha tenido que obligar mediante reformas federales, a que constructoras y el negocio de bienes raíces en general tengan que implementar desde un inicio esta ecotecnología sustentable.

Tipos de Calentadores Solares

El calentador solar se puede clasificar en dos categorías: activos y pasivos. Los primeros se utilizan de forma cíclica y tienen que ser impulsados por medio de una bomba para que el agua circule, los segundos no precisan de energía externa para su óptimo funcionamiento, ya que utilizan el principio de convección para que el agua caliente fluya dentro del mismo sistema.

Sus métodos o tipos se pueden encontrar de la siguiente manera:

Calentador cilíndrico parabólico.- Este tipo de aparato funciona para altas demandas de agua caliente, por lo tanto su utilización es más industrializado, sobre todo en centrales termoeléctricas o térmicas, y se emplean específicamente para el giro de las turbinas eléctricas.

Boiler de placa plana.- Posee varias funciones, como la de proporcionar agua caliente sanitaria e incluso para las mismas piscinas. Asimismo su uso comercial permite que sea trabajado para obtener calefacción.

Colector de vacío.- Este es ideal para tenerlo como una especie de repuesto, en caso de que llegue a fallar el dispositivo para agua caliente de placa plana. Además de emplearse para obtener agua caliente, también puede usarse para proporcionar calefacción, por medio de la misma energía solar.

Calentador solar termosifónico.- Es el dispositivo solar convencional o standard. La ventaja de este dispositivo es que no necesita de un sistema de bomba para que funcione, ya que lo hace por medio de la convección natural.

Colector de polipropileno.- Este es usado específicamente para la climatización de piscinas, tanto residenciales como comerciales.

En el mercado existen de colectores para agua caliente de diferentes tamaños, capacidades y hasta funcionalidades. Lo ideal es que antes de adquirir uno, se plantee, se analice o planifique un proyecto que permita discernir qué es realmente lo que se necesita, es decir, no tiene caso comprar un sistema robusto que posea lujos, cuando en realidad no se le va a sacar el provecho exacto.

Primero lo que tenemos que hacer es tomar en cuenta los miembros que están en una casa, oficina o complejo industrial. Posteriormente definir las actividades específicas en el uso del agua caliente, ya sea de manera sanitaria, para lavado de ropa, trastes, piscina, u otros usos.

También para ver si se puede adaptar un sistema de recirculación de agua caliente, o tal vez la adaptación de grifos especiales en duchas o lavabos, en fin, hay que tratar de sacar el mayor provecho para alcanzar los ahorros de energía y por supuesto, del dinero.Por eso, se recomienda acudir con los expertos en el tema del agua caliente.